Archivo de la categoría: Política

Resultados Económicos de 2020 y Perspectivas de 2021

El 2020 fue un año extraordinario generado por la crisis sanitaria sin precedentes del covid-19 que produjo en el mundo y en la República Dominicana una gravísima crisis económica y social. La pandemia ha tenido un elevado costo en vidas, sufrimientos y contagios que ha sacudido la vida y la sociedad. Todo cambió en el mundo en este singular 2020. En nuestro país ha producido un casi colapso de la economía, decrecimiento y déficit de las cuentas externas. Más de 183,282 personas se han contagiado al 11 de enero y los fallecidos se han elevado a 2,427 casos.

Por los efectos de una economía semi-cerrada, el confinamiento y el toque de queda, en el 2020 el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) ha caído de manera notable. Se proyecta que, para el año, el PIB habrá decrecido en 6.5 %, una temporaldepresión económica, con graves efectos de desempleo y caída de la producción. El sector más afectado, sin duda, ha sido el turismo, con grandes pérdidas de divisas del orden de 60 %, alto desempleo y cierre de hoteles y restaurantes. 

Resultados del 2020.

Como señalamos, se proyecta que el PIB decreció en un 6.5 % en el 2020, lo que representa un duro golpe para los sectores productivos y de servicios. Se estima que la inflación terminó en5 %. La devaluación de la moneda para todo el año se estima en 10 %, con respecto a finales de diciembre de 2019. La Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos concluyó negativa en 1,582millones, o el -2.5% del PIB, agravada por la caída de los ingresos del turismo de US$ 4,000 millones y de ciertas exportaciones, tanto nacionales como de las zonas francas industriales. 

La política fiscal es la que más cambios sufrió durante el 2020, por las fuertes caídas de ingresos tributarios por la crisis y por el aumento de los gastos en salud y los diferentes planes de asistencia social para los trabajadores, como los programas “Quédate en Casa”, “Pa´ Ti, y “Fase I y II”, en adición a los planes que existían, como la tarjeta solidaridad, tarjeta bono gas y de incentivo estudiantil. En efecto, el Presupuesto Nacional original de 2020 ha sido modificado dos veces, una en julio y otra en agosto, realizada por el nuevo gobierno del presidente Luis Abinader. Los cambios en los ingresos y egresos del Presupuesto Nacional han sido muy volátiles y agudos. 

En el Presupuesto Nacional original se proyectó unos ingresos totales de RD$748,200 millones y gastos de RD$858,000millones, lo que producía un déficit de RD$110,300 millones, o el 2.3% del PIB. Esto fue la proyección antes del desastre delcovid-19 y obviamente no se cumplió. Para el primer Presupuesto reformulado en julio las estimaciones de impuestos cayeron abruptamente y los ingresos se recalcularon a RD$673,000 millones y los gastos aumentaron a RD$907,000 millones, subiendo el déficit estimado para el año deRD$234,000 millones, o el -4.9 % del PIB.  

Este último Presupuesto de la administración de Danilo Medina no incluía gastos en asistencia social de agosto a diciembre, lo que fue una decisión irreal e impráctica, más bien política. Era obvio en julio que, si incluían los gastos de asistencia social, el déficit para el año sería mucho mayor del -4.9%, quizás casi el doble, del reformulado. Fue una salida de cosmético político. 

Finalmente, en la segunda reformulación del Presupuesto a finales de agosto realizada por el nuevo Gobierno, se volvieron a reestimar los ingresos y gastos y las aplicaciones financieras de la nueva deuda pública. El presidente Abinader ordenó incluir los gastos de mantener todos los planes de asistencia económica hasta diciembre, lo que naturalmente aumentaba el gasto en salud y seguridad social en más de RD$ 105,000 millones. Una decisión muy responsable, pero aumentaba el déficit fiscal proyectado para el año 2020. Ese era el precio a pagar por la tranquilidad social.

En el Presupuesto reformulado de finales agosto, se proyectaroningresos totales de RD$610,363 millones, con gastos globales de RD$1,029,000 millones, y el déficit fiscal aumentaríanotablemente a RD$ 418,698 millones, o el -9.4 % del PIB. El año se tendría un enorme déficit sin precedente en la historia moderna, producto de la grave crisis económica causada por el virus, la fuerte caída en las recaudaciones y los altos gastos en salud y asistencial social. Sin embargo, gracias a adecuadas políticas públicas, freno a la corrupción y racionalización del gasto, el déficit fiscal terminó el 2020 en RD$ 345,000 millones, o el 7.7 % del PIB. Este fue el déficit real de año.

Una de las consecuencias de la crisis económica y fiscal del 2020 fue el notable aumento de la deuda interna y externa que se produjo para financiar el enorme déficit fiscal. En el Presupuesto original del 2020 se aprobó un endeudamiento público de RD$246,300 millones (US$4,210 millones) y en el segundo Presupuesto reformulado de agosto se incrementó el endeudamiento necesario a RD$599,200 millones (US$10,242 millones), más que se duplicó la nueva deuda en este año tan extraordinario. Este aumento de la deuda era impensable en enero, por lo que ha cambiado totalmente el paradigma económico y la manera de pensar. 

El notable aumento de la deuda programada de US$ 4,210 millones a la suma de US$ 10,242 millones aprobada en la segunda reformulación del Presupuesto, casi representa la misma cantidad de la caída ingresos de divisas de US$ 4,500 millones y la reducción del 11 % de las exportaciones. En efecto, el costo adicional en nueva deuda para el país es igual a la caída de ingresos en divisas por las exportaciones y turismo. El Gobierno tenía dos opciones draconianas; aceptaba la realidad de aumentar la deuda pública y financiar los planes sociales y la reactivación, o dejaba sin planes de asistencia social y ayudas de agosto a diciembre, como lo dejó planeado el Gobierno anterior. 

Originalmente el país y el nuevo Gobierno anhelaban reducir la deuda reduciendo el déficit fiscal cada año, pero esos planes se vieron totalmente cambiados por la pandemia. Por eso en enero 2021 el total de la deuda consolidada alcanzará el 60 % del PIBen el 2020. Para el 2021 solamente para el pago de intereses de la deuda pública se tendrá que dedicar el 28 % de los ingresos tributarios, sin contar con las amortizaciones del principal, lo que aumentaría a 45 % de los ingresos ordinarios. Sin duda, la manera de enfrentar los grandes compromisos financieros de la nueva deuda para financiar los efectos de la pandemia es realizando una profunda reforma del sector eléctrico y del sector fiscal por el lado de los ingresos y gastos. 

La política monetaria y crediticia durante la pandemia ha sido la adecuada, de tipo expansiva y anticíclica con el objetivo de inyectarle liquidez al sistema bancario y proveer de liquidez a las empresas privadas, tan afectadas por el confinamiento y el toque de queda. La Junta Monetaria del Banco Central aprobó varias facilidades de liquidez y de reducción del encaje legal por la suma de RD$ 120,000 millones. También aprobó una Facilidad Rápida de Liquidez por RD$ 60,000 millones, para cubrir necesidades de la banca y sus clientes.

La Junta Monetaria bajó dos veces las tasas de interés de la política monetaria de 4.5 %, al 3.5 % hasta llevarla a 3 %. Igual redujo la tasa de los REPOS y facilidades remuneradas. De hecho, como resultado, las tasas de interés activas han bajado en el sistema bancario para el bien de los usuarios y la reactivación. Existe consenso en mantener una política monetaria expansiva durante el 2021.

Asimismo, la Junta Monetaria flexibilizó las regulaciones y normas prudenciales para la banca permitir a las empresas y personas refinanciar sus deudas y postergar pagos de principal.Por su lado, la política cambiaria del Banco Central tuvo el objetivo de estabilizar la tasa de cambio, a través de fuertes inyecciones de dólares de las reservas, para aumentar la oferta de divisas. En el año se inyectó más de US$6,500 millones al mercado para estabilizar la tasa de cambio cerca de RD$ 57.50.Las reservas monetarias internacionales concluyeron con US$10,300 millones.

Proyecciones Económicas del 2021.

Se espera que el 2021 será de reactivación económica, en particular a partir del primer trimestre del año. Naturalmente, la plena recuperación dependerá del avance en el control del coronavirus y del descubrimiento de una vacuna al covid-19.  El Banco Central y el Ministerio de Economía proyectan un crecimiento del PIB de 5-6 % para el 2021, con recuperación de sectores claves, tales como la minería, construcción, industria, agropecuaria, exportaciones nacionales y de zona franca y gradualmente el turismo y hotelería nacional.

Las proyecciones de los principales indicadores de la economía para el 2021, son los siguientes: crecimiento 5 %, inflación un 4%, tasa de cambio promedio RD$62.30 por dólar, precio del petróleo WTI a US$45.5 por barril, el oro a US$1,590 la onza, y el PIB nominal en RD$4,902,249 millones. La tasa de política monetaria del Banco Central se mantendrá en 3.0 %, la tasa de depósitos remunerados (overnight) al 2.5 % y los REPOS de un día a 3.5 %. Se considera que la política monetaria y de tasas de interés se mantendrán bajas y proactivas.  

Respecto a la política fiscal, el Gobierno presentó el 1 de octubre ante la Cámara de Diputados, el anteproyecto de Presupuesto Nacional de 2021, por un monto global de RD$ 1 billón 37,842 millones. Debido a que no se contemplaron gastos extraordinarios en los programas de asistencia social-salarial, el proyecto incluye una reducción de gastos de RD$172,045 millones, respecto al cierre del 2020. Se estima que el déficit fiscal bajará de 9.4% a finales del año, a 3.0% al cierre del 2021, si se cumplen las proyecciones de ingresos de capital del sector eléctrico de RD$ 87,000 millones. La fuerte reducción en un año del déficit fiscal se presta a preocupación, ya que podría afectar el crecimiento de la economía. Por tanto, el desempeño fiscal seguirá muy delicado.

El proyecto de Presupuesto 2021 contempla una estimación de ingresos totales de RD$746,313 millones, que representa el 15.2% del PIB y un aumento de 22.3 % sobre el total de ingresos esperados en 2020. Por otro lado, la proyección del gasto total asciende a RD$891,378 millones, lo que resultaría enun déficit fiscal de RD$145,064 millones, el 3.0 % del PIB. Será una reducción muy significativa del déficit de 9.4 % con respecto al 2020, que dependerá mucho que se realicen los ingresos y gastos proyectados. Las fuentes financieras brutas necesarias para financiar el déficit y cubrir el servicio de la deuda ascenderá a RD$291,528 millones, o US$4,983 millones. 

Sobre el anteproyecto de Presupuesto de 2021 surgió una fuerte reacción y controversia en el país en rechazo de siete diferentes impuestos indirectos sobre el consumo de la clase media, que estaban incluidos como fuentes de ingresos tributarios nuevos, que recaudarían solo RD$ 21,500 millones. Este paquete de impuestos resultó irritante y socialmente desproporcionado, pues gravaba a la clase media, media baja y trabajadores, y no a los grupos más ricos, con impuestos sobre el patrimonio, la propiedad, de ganancia de capital, el consumo de lujo o los altos ingresos. 

El rechazo fue general. A la semana, el 8 de octubre, el propio presidente Abinader, acudió a la nación en un discurso en el cual anunció un cambio total de la filosofía y medidas del Presupuesto.

A cambio de sacar del anteproyecto los siete impuestos propuestos, el presidente prefirió financiar el déficit fiscal y gastos con avances de impuestos de la minera Barrick Gold y del sector bancario y financiero. Se realizaron negociaciones para llegar a un acuerdo de pagos de avances de impuestos.  La Barrick avanzará US$ 95 millones, o RD$ 5,557 millones. El sector bancario acordó aportar RD$ 20,000 millones, mediante pagos trimestrales de RD$ 5,000 millones. Por tanto, los ingresos adicionales entre ambos aportes suman RD$ 25,557 millones para el Presupuesto 2021.

En el Presupuesto 2021 también se contemplan ingresos extraordinarios por la supuesta venta de activos del sector eléctrico y participaciones en otras empresas del Estado por RD$ 97,094 millones. Desglosado, por transferencias de capital de la venta de activos de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina se estiman RD$ 87,316 millones y RD$ 9,778 millones de otros activos de la CDEEE. Se considera, pero no se ha decidido, que se venderán las acciones en las empresas mixtas Generadora Itabo y Generadora Haina, o si solo se venderán parte de los flujos de caja para generar ingresos actuales. 

Igualmente, se especula que también se podría vender el total o parte de la Central Termoeléctrica Punta Catalina de 752 MW, pero parece que el Gobierno no desea esta salida. Los enredos jurídicos y financieros y el elevadísimo costo de US$ 3,000 millones de Punta Catalina no permiten una venta sin que el Estado absorba la mitad de las pérdidas de la onerosa inversión. Por eso, todo indica que no se venderá, sino que se licitará un contrato de administración de operación y mantenimiento (O&M) solamente y que los ingresos se generarán por la venta de flujos de caja futuros de Punta Catalina, en una operación de tesorería. 

Finalmente, las bases económicas, fiscales y monetarias para relanzar el país en el 2021 están ya sentadas. Pero hay que mantener alta la inversión pública y privada para estimular la economía y la creación de empleos. Se espera un año de recuperación del crecimiento de 5-6 % y de mayor bienestar general, en el cual se dinamicen y crezcan los sectores productivos y de servicios. Naturalmente, toda recuperación dependerá del éxito de vacunar rápidamente a la población. 

Eduardo J. Tejera

blog: http://www.eduardotejera.com

twitter: @eduardojtejera

12 de enero de 2021

Economista Eduardo J. Tejera pone a circular obra

El economista Eduardo J. Tejera puso a circular de manera virtual su nueva obra titulada: “Ensayos Económicos; Informes de la Campaña Electoral 2020. Planes Originales y Crisis del Covid-19”, publicado por Editora Luz de Luna el pasado diciembre.

El libro contiene una serie de 29 ensayos económicos, informes y artículos que fueron entregados al entonces candidato a Presidente, Luis Abinader, durante la reciente campaña electoral.

Como dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y vice-presidente de la Comisión Económica del partido y asesor-colaborador de Luis Abinader, Tejera escribió asiduamente al candidato presidencial Abinader numerosos informes y notas con propuestas y observaciones y explicó las posiciones del PRM y del candidato durante la campaña electoral. Esta obra recoge una parte importante de todos los informes y artículos de asesoría al candidato Abinader.  

Algunos de los temas de los ensayos y artículos incluidos en la obra son: La Agenda 2020-2024, Nuevas Reformas del BANDEX, Política de Financiamiento de la Vivienda, Reforma de la Política Industrial-Exportadora, Continuidad del Presupuesto Nacional 2020, Creación del Primer Empleo y Becas, Aumento de la Deuda Pública, Política Monetaria, Crediticia y Cambiaria, Debate de Incentivos Fiscales vs. Gastos Tributarios.

También, Efectos del Coronavirus sobre las Proyecciones Fiscales y de Balanza de Pagos, Repercusiones de la Crisis Mundial por el Covid y la República Dominicana, Crisis Económica por el Covid-19 y Planes de Recuperación, Plan de Acciones Frente a la Crisis y Recuperación para el Nuevo Gobierno: Los Primeros Cien Días, Política de Construcción y Compras e Viviendas, Ejecución Presupuestaria de Enero a Junio, Nuevo Presupuesto Complementario, Manejo del Servicio de la Deuda Pública, Proyecto de Desarrollo de Manzanillo, Reestructuración del Consejo Estatal del Azúcar, entre otros.  

Estos ensayos y artículos recogen los planes originales y propuestas de finales de 2019 y principios de 2020, y después las rectificaciones y cambios de planes a medida que avanzaba la crisis del Covid, que cambió radicalmente la economía, con graves consecuencias sociales y sectoriales. Los artículos presentan amplias cifras, informaciones y las medidas que se han adoptado durante el complejo año del 2020. En esencia, la obra documenta con datos e informaciones y narraciones los grandes cambios en la política económica, fiscal, monetaria, crediticia y sectorial, que han ocurrido en el año, y que modificó grandemente la agenda y propuestas del presidente Abinader. 

El nuevo gobierno que surgió el 16 de agosto asumió la conducción del Estado en el medio de la peor pandemia sanitaria y crisis económica. Se presenta la forma en que Abinader tuvo que cambiar sus planes e ilusiones y adoptar planes de control de la pandemia, mantener la estabilidad macroeconómica y recuperar la economía.

blog: http://www.eduardotejera.com

twitter: @eduardojtejera

PD: artículo publicado en periódico digital Listín Diario aquí enlace

ANUNCIO DE LANZAMIENTO VIRTUAL DE NUEVO LIBRO DE ECONOMÍA DE EDUARDO J. TEJERA

En el día de hoy el economista Dr. Eduardo J. Tejera puso a circular de manera virtual su nueva obra titulada: “Ensayos Económicos; Informes de la Campaña Electoral 2020. Planes Originales y Crisis del Covid-19”, publicado por Editora Luz de Luna, en diciembre de 2020. El libro contiene una serie de 29 ensayos económicos, informes y artículos que fueron entregados al entonces candidato a Presidente Luis Abinader, durante la reciente campaña electoral. Asimismo, todos los artículos fueron publicados por el periódico digital, Acento.com, que dirige el periodista y editor Fausto Rosario Adames.


Como dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y vice-presidente de la Comisión Económica del partido y asesor-colaborador de Luis Abinader, Tejera escribió asiduamente tanto al candidato presidencial Abinader numerosos informes y notas con propuestas e observaciones, como también explicó las posiciones del PRM y del candidato durante la larga campaña electoral. Esta obra recoge una parte importante de todos los informes y artículos de asesoría al candidato Abinader.


Algunos de los temas de los ensayos y artículos incluidos en la obra son: La Agenda 2020-2024, Nuevas Reformas del BANDEX, Política de Financiamiento de la Vivienda, Reforma de la Política Industrial-Exportadora, Continuidad del Presupuesto Nacional 2020, Creación del Primer Empleo y Becas, Aumento de la Deuda Pública, Política Monetaria, Crediticia y Cambiaria, Debate de Incentivos Fiscales vs. Gastos Tributarios, Efectos del Coronavirus sobre las Proyecciones Fiscales y de Balanza de Pagos, Repercusiones de la Crisis Mundial por el Covid y la República Dominicana, Crisis Económica por el Covid-19 y Planes de Recuperación, Plan de Acciones Frente a la Crisis y Recuperación para el Nuevo Gobierno: Los Primeros Cien Días, Política de Construcción y Compras e Viviendas, Ejecución Presupuestaria de Enero a Junio, Nuevo Presupuesto Complementario, Manejo del Servicio de la Deuda Pública, Proyecto de Desarrollo de Manzanillo, Reestructuración del Consejo Estatal del Azúcar, entre otros.


Estos ensayos y artículos recogen los planes originales y propuestas de finales de 2019 y principios de 2020, y después las rectificaciones y cambios de planes a medida que avanzaba la crisis del Covid, que cambió radicalmente la economía, con graves consecuencias sociales y sectoriales. Los artículos presentan amplias cifras, informaciones y las medidas que se han adoptado durante el complejo año del 2020. En esencia, la obra documenta con datos e informaciones y narraciones los grandes cambios en la política económica, fiscal, monetaria, crediticia y sectorial, que han ocurrido en el año, y que modificó grandemente la agenda y propuestas del presidente Luis Abinader.

El nuevo gobierno que surgió el 16 de agostoasumió la conducción del Estado en el medio de la peor pandemia sanitaria y crisis económica. Se presenta la forma en que el nuevo presidente Abinader tuvo que cambiar sus planes e ilusiones y adoptar planes de control de la pandemia, mantener la estabilidad macroeconómica y recuperar la economía.

http://www.eduardotejera.com

28 de diciembre de 2020

DECLARACIONES DE EDUARDO TEJERA SOBRE RESULTADOS ECONÓMICOS DEL 2020 Y PERSPECTIVAS DEL 2021

El economista Eduardo Tejera miembro de la Junta Monetaria expresó que a pesar de la grave crisis económica y social producida por la pandemia covid-19, la nueva administración del presidente Luis Abinader, ha logrado mantener la estabilidad macroeconómica y recuperar cada mes la producción y el empleo. Señaló que ha habido importantes ahorros fiscales de más de RD$ 18,000 millones en cuatro meses y mejorías en las recaudaciones tributarias, que unido a la mayorracionalidad y eliminación del gasto superfluo se ha podido reducir el déficit fiscal de lo proyectado en agostode 9.3 % del PIB, a concluir el año con un déficit cercano al 7.3 %. Un gran logro del Gobierno.

Para Tejera el año 2020 ha sido de desafíos sin precedentes, que ha generado una recesión temporal en la economía, pero que ya ha comenzado a cambiar con la combinación de medidas monetarias y crediticias expansivas y reducción de las tasas de interés en la banca acompañado de una política fiscal de estímulo y expansión, con el objetivo de recuperar la economía y los sectores productivos. Lamentablemente, la economía decrecerá en alrededor de 6.5 % este año, por el cierre de los negocios y el toque de queda y la misma crisis mundial de la pandemia. El turismo ha sido como es sabido, el sector más afectado y que requiere de ayudas económicas y crediticias especiales para el 2021. 

La adecuada política monetaria ha movilizado más de RD$ 190,000 millones en facilidades de liquidez para las empresas, el empleo y salario, el consumidor, inyecciones de divisas y ha logrado con éxito mantener al sistema bancario y financiero con fluidez monetaria y crecimiento de los préstamos al sector privado en 8.6 %. Se proyecta que la inflación termine el año alrededor de 4-5 %, tasa de cambio de RD$ 58.10 por un dólar, reservas internacionales de US$ 9,400 millones y en sostenida recuperación económica a medida que se abren los negocios y se controla los contagios del covid 19.

El Presupuesto Nacional promulgado en ley, proyecta para 2021 unos ingresos totales de RD$ 743,932 millones y un total de gasto de RD$ 891,378 millones, que si se cumplen las metas terminaría con un déficit fiscal de 3 %, o RD$ 145,065 millones, que representa un fuerte ajuste preocupante con respecto al déficit de 2020 esperado de 7.3 % del PIB.

El manejo fiscal en el próximo año será complejo y difícil, pero no imposible o fuera de control. Los ingresos tributarios muestran una mejoría del 22 %, a medida que se sale de lo peor de la crisis y mejoran las recaudaciones. Para Tejera hay que buscar fórmulas para aumentar las inversiones en obras públicas, que son las que más dinamizan la economía y el empleo y a los subsectores de suplidores y materiales de construcción.

Tejera prevé una continua recuperación durante el 2021, que debe depender del esfuerzo conjunto vital del sector privado y de las políticas fiscal y monetaria expansivas del Gobierno Central y el Banco Central. La proyección del crecimiento de la economía es de 5-6 % y con inflación del 4 % para el 2021. Estaremos, pues, en plena recuperación.

Eduardo J. Tejera

http://www.eduardotejera.com

23 de diciembre de 2020

El economista Eduardo Tejera considera que hay cambios favorables en la política económica y en las perspectivas para 2021

El economista Eduardo Tejera dirigente del PRM expresó que en estos primeros Cien Días de Gobierno del presidente Luis Abinader, se ha observado un cambio muy favorable en el manejo de la política económica y fiscal. Se observa un cambio de mejoría en las recaudaciones tributarias, la racionalización del gasto público y una adecuada política monetaria proactiva, que apoya e impulsa la recuperación del crecimiento de la economía y la creación de empleos. Las inyecciones de liquidez, los Repos y la reducción del encaje legal por un total de DD$ 190,000 millones han sido vitales para sostener y dinamizar al sector privado y darle fluidez financiera al sistema.

Para Tejera se respira un ambiente diferente en el país, de mayor institucionalidad, decencia y control de la corrupción. El modelo económico y político ha cambiado y cambiará más en el año 2021. El presidente Abinader está liderando personalmente las iniciativas de las grandes inversiones y proyectos empresariales. Se nota un optimismo en la sociedad, pues lo peor de la crisis provocada por el Covid-19 ha pasado y ahora con la apertura gradual y el mayor control de los contagios, se evidencia un mayor actividad económica y sectorial. 

Por reducción del gasto superfluo y despilfarro el Gobierno ha ahorrado más de RD$ 16,000 millones, a la vez los ingresos corrientes han aumentado, lo que ha reducido el déficit proyectado para el año. Tejera ponderó que el déficit fiscal al 16 de agosto de 2020 ascendió a RD$ 197,394 millones, y alcanzó RD$ 222,311 millones al 31 de octubre, resultando solo en un aumento de RD$ 24,917 millones, que representa una disminución del ritmo de la brecha estimada. Estas cifras demuestran un bien manejo del Presupuesto y de la economía, que augura un mejor 2021. 

Con la llegada de la temporada alta de turismo en diciembre se espera un mayor flujo de divisas y empleos, lo que apuntalará la recuperación de la economía, la balanza de pagos y disminuirá el desempleo. Se espera que la economía crezca de 5-6 % en el 2021 y que el país gradualmente vuelva a la normalidad, más rápido después del descubrimiento de la vacuna contra el covid.

Eduardo J. Tejera

23 de noviembre de 2020

Eduardo Tejera: Gonzalo copió planes de obras presentados por Leonel y Abinader

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El economista y vicesecretario de la Comisión Económica del Partido Revolucionario Moderno, Eduardo Tejera, calificó como delirante el plan de obras y recuperación que anunció anoche el candidato del PLD Gonzalo Castillo, y afirmó que es “totalmente ingenuo, fantasioso y no es de él”.

“Es un plagio de un viejo listado de obras ya existente”, aseveró el dirigente político.

Tejera sostuvo que esas obras tan necesarias y útiles para el país, son parte del Proyecto RD 2044 que preparó Funglode y Leonel Fernández, “con ayuda muy especial de Odebrecht”.

Asimismo, señaló que también incluye obras y planes ya anunciados por el candidato opositor, Luis Abinader, junto al equipo de ingenieros del PRM y su plan de gobierno. “Gonzalo ha copiado de ambos”.

“Yo mismo escribí dos artículo detallando el plan de obras nacionales, con Mis ideas y de los ingenieros del PRM y propuestas de empresas y amigos privados”, señaló el economista.

“Gonzalo de ligero o superficial no explicó ni mencionó los costos de las obras y de cómo las va a financiar y de dónde. Toda una chiquillada y torpeza. ¡Qué fácil! Hacer un video interactivo, sin números y financiamientos. Un simple listado, saturado de vistas y fotos aéreas de sus helicópteros omnipresentes”, agregó.

Tejera requirió al candidato peledeísta a explicar cómo con un déficit de 5 a 6 % del PIB a diciembre, más de $ 200,000 millones, más necesidades de US$ 4,000 millones para financiar el déficit de la cuenta corriente, con una nueva emisión de bonos soberanos bastante caros de más de US $ 2,000 millones ya anunciada por Hacienda, y otros US$ 3,000 millones de la Reserva Federal anunciada por el Banco Central, podrá conseguir otros y adicionales US$ 3,000 o US$ 4,000 millones para construir el 20 %, de las obras que prometió. “Es un sueño ingenuo, es irreal, que se le olvidó la realidad de la crisis económica producida por la coronavirus y el cierre de la economía”.

En ese orden, indicó que “el plan de obras que todos quisiéramos es un sueño irrealizable, en el mundo de Post Covid-19”, por lo que la propuesta del exministro de Obras Públicas resulta “lamentablemente inviable e infantil”.

“El país no tiene mi tendrá esa cantidad de dinero por un tiempo. Claro que se necesitan obras públicas, carreteras, acueductos, escuelas, hospitales, cañadas, viviendas sociales, pero dentro de la realidad fiscal y las posibilidades reales. Gonzalo y su equipo mienten al país. Pura demagogia de propaganda barata”.

“No hay ese dinero por un año y medio hasta finales 2021. Es por tanto mentira.
Del plan de obras, no hay otras fuentes de financiamientos para súper obras tan monumentalitas y faraónicas”, continuó.

Eduardo Tejera afirmó, en ese orden, que lograr las obras se haría solo con emisiones inorgánicas monetarias, como lo hizo el expresidente Joaquín Balaguer en 1986-1990, sobre quien aseguró “abusó del dinero del Banco Central hasta desbaratar la economía”, lo que en palabras del experto en economía, provocó una devaluación la moneda de 400 % en tres años y el país tuvo inflación de 100 % en 1990. “Fue la mayor debacle económica de la historia reciente del país”.

Vaticinó que con las ideas del candidato oficialista, la tasa de cambio se pondrá a RD$ 80 a 100 por dólar en seis meses, agregando que la devaluación posterior será aún mayor y más peligrosa.

“Les pido, pues a los ministros de Hacienda y Economía, los dos principales del equipo económico de Gonzalo, que expliquen cómo van a financiar ese súper plan mediático de obras públicas. ¿Con emisiones monetarias inorgánicas? Los reto a un debate civilizado y profesional por escrito o verbal”, dijo.

Finalmente, indicó que con ese plan, sin números y responsabilidad fiscal o de balanza de pagos, el candidato presidencial del PLD y el partido “van destruir y devaluar la moneda nacional, aumentar al triple el déficit fiscal y causar una inflación galopante”.

Eduardo J. Tejera

http://www.eduardotejera.com

POLÍTICA MONETARIA, CREDITICIA Y CAMBIARIA

 

La política monetaria, crediticia y cambiaria del Banco Central debe tener para el próximo período presidencial de 2020-2024, un claro objetivo de continuidad y de algunos ajustes y cambios. Pero en esencia la alta política monetaria es adecuada y beneficiosa para los sectores financieros y los agentes económicos de la sociedad. Hay una agenda de revisión, como el uso mayor del encaje legal, la disminución de las pérdidas operativas y la solución del déficit cuasi fiscal y frenar/disminuir gradualmente la continua emisión de deudas de Certificados.

El compromiso consensual del Banco Central de mantener la estabilidad macroeconómica es fundamental y sagrado, así como el control de la meta-inflación, la estabilidad cambiaria, competitivas tasas de intereses, velar por un sector bancario-financiero sano y sólido y mantener una adecuada liquidez monetaria en la economía. La política de aumento de las reservas monetarias internacionales es correcta y es bueno tener reservas para 4 o 5 meses de importaciones. La política monetaria es el contrapunteo con la política fiscal, y ambas deben y serán coordinadas con las metas de la alta política económica y con los objetivos del Gobierno y el país. Es un compromiso Constitucional y de la Ley Monetaria y Financiera.

 

Existe también la obligación Constitucional de mantener y ampliar la total autonomía e independencia de la Junta Monetaria y el Banco Central. Los miembros de la Junta Monetaria deberían ser profesionales con larga experiencia en el sector, prominentes miembros sin conflictos de intereses de la sociedad y reconocidos economistas, académicos y banqueros retirados, que cuiden y defiendan la independencia de este alto organismo de la Autoridad Monetaria. Es prudente y beneficioso que la mitad de los miembros de la Junta Monetaria trabajen a tiempo completo y que gocen de absoluta independencia e integridad profesional. 

 

Por otro lado, es indispensable cuidar la política de mantener un crecimiento estable y monitoreado de los agregados monetarios, la emisión monetaria, el medio circulante, el dinero en circulación y la liquidez general del sistema. Son metas de un compromiso básico que se mantendrá y defenderá. Estos indicadores monetarios deberán crecer acorde con la tasa de crecimiento del PIB y la inflaciónanual, para no crear una sobre expansión monetaria que pondría presiones sobre la tasa de cambio y las tasas de interés del sistema.  

 

La política cambiaria debe seguir monitoreando y defendiendo la tasa de cambio de la moneda nacional respecto al dólar y el euro y permitir solo mini devaluacionesanuales, como ahora, del alrededor del 4 %, acorde con la inflación. Es esencial mejorar la estabilidad de la tasa y laliquidez del dólar en el sistema. La fluidez de divisas a veces es volátil. En estos momentos hay cierta discrecionalidad que hay que eliminar en el manejo de la oferta de divisas en el sistema bancario y para uso de los usuarios. 

 

Es con un mejor manejo de la política monetaria-cambiaria y con mayores ingresos en divisas, que se mantiene estable la tasa de cambio y la oferta/demanda de divisas. La entrada del sistema de la Plataforma Electrónica de Divisas y su Reglamento, será un buen y efectivo instrumento, para mejorar la oferta y para dinamizar la compra y venta de divisas, sin variaciones significativas de tasas de un banco o agente de cambio a otro. En el tema del mercado y fluidez de las divisas, hay campo para mejorar, reformar y ser más eficiente.

 

Respecto a la política y sistema del encaje legal, considero que también hay campo para mejorar el régimen, hacerle ciertos ajustes y adecuar el sistema para canalizar más el crédito, vía la persuasión del encaje legal selectivo y diferenciado, hacia los sectores productivos. De 1970´s hasta el 1990´s existió el sistema de encaje legal selectivo en el Banco Central, como manera de orientar en parte el crédito por sector y mantener en la banca niveles de liquidez. 

 

Con la revolución neoliberal de los 1990´s se desmantelótotalmente el sistema de encaje, por un sistema sin niveles nitopes, que permitiera que solo el mercado asignara o definiera el crédito bancario. La llamada mano invisible de asignación de recursos. Hace tres años el actual Gobernador del Banco Central cambió de opinión y bajo sugerencias, reintrodujo parcialmente la política de bajar el encaje legal para canalizar el crédito hacia la vivienda de bajo costo, y después amplió a otros sectores. Para mi fue una decisión muy correcta. 

 

La gran mayoría del crédito bancario se destina al comercio, el consumo y a las importaciones, pero relativamente poco a los sectores productivos, agricultura, ganadería, la industria y las exportaciones. El nivel de los préstamos al turismo es bueno, pero insuficiente, por falta de banca de segundo piso y fondos de financiamientos al desarrollo a largos plazos.Por eso en el futuro debemos estudiar introducir ciertas variantes del encaje legal selectivo y diferenciado. Hay que tener la mente abierta y sin dogmas.

 

La política general sobre las tasas de interés activas y pasivas es la adecuada y ortodoxa. Tiene que continuar con algunos elementos nuevos. El uso del indicador de la tasa monetaria es muy útil y positivo, para mandar el mensaje de metas al sector financiero. Se deben mantener bajas las tasas de interés para préstamos, en particular de los sectores productivos y la construcción. Una baja tasa de interés es esencial para llevar el crédito a la clase media baja, los trabajadores y los consumidores. La tasa pasiva debe mantenerse atractiva para captar recursos y fomentar el ahorro interno. Eso es muy importante.

 

El Banco Central y la Superintendencia de Bancos debenincurrir en monitorear y poner topes a las tasas de interés que cobran los emisores de tarjeta de créditos. En los Estados Unidos y la Unión Europea entera los intereses que se cobran los bancos a los tarjetahabientes es regulado y tienen topes. En el país no existe alguna guía o topes de tasasde interés y existen bancos que cobran hasta el 5 % o 6 % mensual, a los saldos de deudas. Esto es injusto para la clase media y la clase de bajos ingresos. Debería promoverse un diálogo entre la autoridades y las entidades emisoras de tarjetas para fijar una tasa de interés más baja.

 

Hay un tema muy delicado de política monetaria que se tendrá que buscar una solución equilibrada, realista y de mercado, con la asistencia del FMI. Me refiero a la enorme deuda en Certificados del Banco Central que aumentó de RD$ 87,412 millones a agosto de 2004, hasta llegar a la astronómica suma de RD$ 595,537 millones, o a US$ 11,236millones al 15 de enero de 2020, producto del intensivo uso de emisión de valores para captar y desmonetizar recursospara apalancar la tasa de cambio. Esta deuda genera cerca de RD$ 50,000 millones de intereses anuales y es parte del gran déficit cuasi fiscal de la institución. 

 

Desde hace un tiempo el Banco Central y el Ministerio de Hacienda negocian una fórmula de traslado de la deuda a una entidad o Fiducia y el Gobierno Central absorbería la deuda y el pago de sus intereses. Algo muy delicado. Poco se conocen los detalles de la operación, sus condiciones, forma de pago de intereses o protección al inversionista. En declaraciones a la prensa ambas instituciones explican que está redactado un nuevo proyecto de Ley Capitalización del Banco Central, que incluye la propuesta de solución, pero no se conoce. 

 

La actual Ley de Capitalización está vencida, y se requiere rápido una nueva ley y solución de este tema, que deberían consensuar y aprobar en el Congreso en este período presidencial, para no dejar como herencia esa enorme deuda en el limbo al próximo gobierno. Creo que es fundamentalque se presente al público el proyecto de ley, que haya total transparencia y un calendario de su aprobación. El tema de la deuda del Banco Central es demasiado importante.

 

El Banco Central también debería preocuparse más por reducir y sanear sus altas pérdidas operacionales, que se financian con emisión monetaria. Aunque la institución como Banco Central no tiene que tener beneficios, sí podría reducir ciertos gastos y costos, para disminuir las pérdidas operacionales, que de paso se unen, al costo del déficit cuasi fiscal.

 

Es muy necesario que el próximo gobierno se produzca mayor coordinación entre la política fiscal y la monetaria, para que la sinergia pueda ser más eficiente y eficaz. Hoy en día las presiones de 13 años de déficit fiscales y de duplicación de la deuda pública, ha condicionado y en parte secuestrado a la política monetaria y la política financiera de emisión de deuda de Certificados del Banco Central. Los déficits y la crecientes deudas externas e internas del Gobierno, han forzado a un condicionamiento de la política monetaria.

 

Por último, a mi juicio la Junta Monetaria y el Banco Central deberían actuar más pro activo y tener un mayor rol en la promoción y formación del mercado de capitales y de las nuevas entidades financieras que han surgido bajo la normativa adecuada de la Superintendencia de Valores. El liderazgo del Banco Central es muy necesario como guía técnica en las políticas de fortalecimiento y expansión de las AFP´s, la SAFI´s, los Fondos de Inversiones, Fondos de Oferta Públicas, los Puestos de Bolsa y la prudente orientación de los fondos de pensiones. Sobre este temaescribiré con más detalles en otro artículo particular.

 

Finalmente, deseo recalcar que en general la política monetaria, crediticia y cambiaria es correcta y ortodoxa, y que la continuidad de políticas debe seguir por el bien de la economía y el país. Por supuesto hay áreas de mejorías, de reformas y problemas como la deuda y el déficit cuasi fiscal a resolver de inmediato. Con la alta política monetaria y la estabilidad macroeconómica no se juega ni se inventa. Se mejora. El Banco Central desde la caída de Trujillo ha sido y será la columna de apoyo y seriedad de la política económica de la nación. 

 

Eduardo J. Tejera

http://www.eduardotejera.com

21 de enero de 2020

DECLARACIONES DEL DIRIGENTE DEL PRM EDUARDO TEJERA EN CONTRA  DE LA VENTA DE LAS PLANTAS ELÉCTRICAS DE PUNTA CATALINA

El economista Eduardo Tejera dirigente del partido PRM expresó que sería muy delicado e ilegal vender en el medio de un proceso electoral las dos plantas eléctricas a carbón de Punta Catalina, por un valor estimado entre US$ 2,500 a US$ 3,000 millones, y sobre la base de un capital pagado de US$ 630 millones, a un 50 % público y 50 % privado, aparentemente y que todos los pasivos sean absorbidos por el Estado dominicano. 

 

Tejera expresó que esta fórmula de venta administrativa es un escándalo y una hipoteca para el país, y un gran negocio para los inversionistas relacionados con el gobierno, que con alrededor de US$ 300 millones o menos, se quedarían con las dos plantas eléctricas y su administración. Sin una real licitación pública internacional y sobre la base de un mandato marco-legal del Congreso Nacional, todo el proceso sería viciado y nulo frente a inversionistas nacionales e internacionales serios. 

 

Tejera señaló que esta sería una licitación administrativa interna ilegal y que no contará con una ley base aprobada por el Congreso. Dijo que es un procedimiento anormal llevado a cabo por el Ministerio de Hacienda y la propia CDEEE y las tres Distribuidoras, de manera nada legal.Tejera pidió que el futuro de las plantas de Punta Catalina sea decidido por el próximo Gobierno, y nunca por este gobierno a cinco meses de elecciones.

 

El dirigente del PRM señaló que hay una total falta de transparencia en el proceso administrativo interno, pues no se conocen los informes de tasación, la relación de deudas, las partidas de intereses acumulados, los activos involucrados y su valoración, ni existen Estados Financieros auditados externamente. Todo el proceso es nebuloso, sin ninguna transparencia y datos oficiales públicos, y la poca información que el gobierno ha brindado, son de esporádicas notas de prensa y declaraciones de funcionarios parciales, pero nada formal, legal ni transparente. 

 

 

Eduardo J. Tejera

http://www.eduardotejera.com

26 de noviembre de 2019

 

Política de Financiamiento de la Vivienda

Para el gobierno y el sector privado lograr promover, construir y vender proyectos de viviendas en residenciales o de apartamentos, será necesario que se formule una clara política de incentivos y construcción de la vivienda, tanto para la clase media baja, como para la clase trabajadora de bajos ingresos. La política debería ser segregada; una, para la construccción de viviendas sociales por parte del gobierno, y otra, para viviendas de bajos costos por el sector privado, y financiado por el sistema bancario y las asociaciones de ahorros y préstamos. Las políticas deben ser dual: para el gobierno y la del sector privado.

 

Políticas de Fomento de Viviendas Públicas.

 

El Gobierno Central y sus agencias especializadas tienen la obligación de promover y construir como mínimo de 10,000 unidades anuales de apartamentos sociales de muy bajos costos, para las personas pobres o de muy bajos ingresosmensuales, que no tendrían acceso al crédito bancario. Esta es la labor del Estado. Podrían ser unidades de 50 metros cuadros, a un costo de RD$12,000 el M2, con un costo por unidad de RD$600,000.00 (US$11,538.00). El gobierno aportaría la infraestructura, planta de tratamiento, el terrenoy electricidad. El costo anual de 10,000 unidades, serían alrededor de RD$ 6,000 millones al año.

 

Estos proyectos se deben construir en todo el país, y pudieran ser ejecutados por el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI), el Ministerio de Obras Públicas u otro organismo especializado. Sería un esfuerzo como parte del combate a la pobreza y brindar soluciones habitacionales a los más pobres. El Gobierno Central aportaría los recursos financieros necesarios, dentro del Presupuesto Nacional anual. Una idea para financiar el costo anual podría ser dedicar del impuesto a la propiedad inmobiliaria (IPI), del 1 %, se especialice un 0.25%, y se asigne ese ¼ del 1%, a un Fondo de la Vivienda Social (FOP), administrado por elMinisterio de Hacienda. Esta fórmula tendría el compromiso social de los más pudientes.

 

En adición, el Gobierno debe diseñar programas de soluciones habitacionales para mejorar las viviendas precarias ya existentes, en la forma de donar el techo de zinc, pintura, piso de cemento, ventanas y puertas, además de utilizar nuevas tecnologías y materiales más baratos de calidad y reciclados. Sería un plan focalizado que muy bien puede ejecutarlo el INVI, como parte del gasto social del Gobierno Central. 

 

Políticas de Viviendas Construidas por el Sector Privado.

 

Es necesario que el Gobierno implemente una política coherente y especial para promover la construcción de casas y apartamentos para la clase media baja de precios de RD$ 2.6 a RD$ 6 millones y viviendas de bajo costo de RD$ 1.5 a RD$ 2.5 millones para los trabajadores y micro empresarios informales. Estos dos nichos del mercado deben ser atendidos por los promotores privados, ya que los potenciales compradores de unidades, con una buena política de bancarización, trendrían acceso al crédito hipotecario de largo plazo. La experiencia ha sido buena en los últimos años con el apoyo de la figura del fideicomiso, pero podría mejorar mucho para construir más unidades habitacionales al año.

 

Proponemos que se cree un Fondo de Financiamiento de la Vivienda (FOP), adecuado a las realidades de la demanda y del poder adquisitivo del comprador. No basta con los planes de inversiones individuales de varias empresas promotoras ni programas crediticios del sector bancario y de las asociaciones de ahorros y préstamos. Se requiere de complemento una política de Estado de desarrollo de lavivienda, con facilidades del brazo crediticio focalizado y constante, y no solo del apoyo a proyectos específicos a través del Banco del Reservas, sino con una oferta a un amplio abanico de proyectos en distintos puntos del país.

 

Sugerimos que el Fondo de Financiamiento de la Vivienda se incorpore como un Fideicomiso de Oferta Pública (FOP), de una Sociedad de Administración de Fondos de Inversiones (SAFI), estatal o mixta, administrado por el Gestor Fiduciario que estructure el FOP. Por ejemplo, se crea el FOP con inversiones por hasta RD$10,000 millones, donde a través de emisiones de capital y deuda se capte recursos del mercado, vía los Puestos de Bolsa. 

 

Se necesita tener como los demás países latinoamericanos, estos Fondos Especiales, para brindar préstamos interinos para la construcción más realistas sin ataduras y limitaciones por las normas prudenciales, subsidios al comprador con bonos-iniciales para los más pobres y facilidades al constructor, para abaratar las unidades y, sobre todo, hacer más accesible la compra de viviendas al consumidor vía créditos con bajos intereses, mayor cobertura del crédito hipotecario hasta el 90% del valor de la propiedad y a 20 y25 años de plazos.

 

Para apoyar y cubrir parte del riesgo de los bancos y asociaciones del crédito hipotecario y ampliar el número los compradores de viviendas de bajo costos, se debería crear un Fondo de Garantía de Préstamos Hipotecarios, del Estado o mixto, que sirva como un seguro del 50% de las hipotecas, para aumentar el número de préstamos de los clientes compradores de bajos recursos. Esta concesión de un aval por el 50% de los créditos actuaría como un poderosoincentivo para que la banca aumente la cartera hipotecaria para la vivienda. 

 

La Ley 189-11 de Desarrollo del Mercado Hipotecario y Fideicomiso ha tenido un buen éxito. Creó un sistema novedoso y también creó la conciencia de la necesidad de construir más viviendas de bajos costo para la clase media baja, micro empresarios informales y los trabajadores. Estaes una herramienta muy buena y realista, que se complementa en parte con el uso de la política monetaria y crediticia de tasas de interés diferenciadas y liberación del encaje legal. 

 

El Banco Central debería implementar de forma permanente la política de liberar el 1 % del encaje legal, para que las intermediarias puedan dedicar esos recursos a lacapitalización del FOP. Con esos recursos se constituye, una especie de capital semilla. Este objetivo se puede lograr mediante un acuerdo del Banco Central con los actores del sistema financiero y del mercado de valores, todo bajo un fideicomiso FOP.

 

Para que se mantenga un ritmo acelerado de construcción de viviendas de clase media baja y de bajos costo, es necesario que el Fondo de Financiamiento de la Vivienda, tenga y opere con varias ventanillas de créditos de iniciales y largo plazo, según necesidades del comprador de la vivienda y del constructor de urbanizaciones y proyectos de viviendas, dependiendo del mercado comprador, su nivel de ingresos y su capacidad de pago de la cuota mensual. 

 

El dilema que existe en el país para vender más viviendas que sí tienen demanda-mercado, como demostró el Estudio de Viviendas de ACOPROVI, es la falta de buenos planes flexibles de créditos hipotecarios del sistema financiero nacional. Lo esencial, de la decisión de un comprador es obtener una tasa de interés reducida y tener plazos de amortización de 20 y 25 años, con cuotas mensaules bajas para el comprador. Lo otro necesario es lograr flexibilizar aún más las normas prudenciales que resultan muy estrictas y limitativas por la falta de bancarización de un mercado laboral muy informal. El crédito a largo plazo, a bajo interés y cuotas realistas-viables, es la clave del éxito de la promoción de viviendas.

 

El objetivo de captación/inversiones es indispensable, porque existe mucho dinero ocioso, en busca de oportunidades serias, con buenas garantías y reconocida administración. Igual, se pueden titularizar préstamos hipotecarios, y revenderlos a los bancos, FOP y AFP´s, para crear mecanismos de captación revolventes. Las garantías en primer rango de créditos titularizadas son las más seguras como instrumento de intermediación a largo plazo.

 

Para agilizar toda la construcción de viviendas, hay que acabar de crear una real y fuerte Ventanilla Única en el Ministerio de Obras Públicas, crear un departamento especial en la Jurisdicción de Tierras y el Registrador, pues el proceso de deslinde de títulos y sus divisiones tarda más de 10 meses. Habría que revisar distintos impuestos municipales y cargas, que se convierten en gravámenes a la construcción disfrazados, que en el fondo solo encarecen las viviendas. Los paga el consumidor-comprador. Hay que modernizar muchas instituciones que hoy no están en armonía con una agresiva política habitacional.

Finalmente, esperamos que estas iniciativas de implementar una política coherente para la construcción de viviendas públicas y para el sector privado, y la propuesta de crear un Fondo de Financiamiento de la Vivienda (FOP), seanestudiadas y consideradas por el Gobierno, los promotores constructores, el Banco Central, SIV y las entidades bancarias y financieras. Para poder construir y vender más de 25,000 viviendas al año se necesitan políticas públicas muy definidas para promover, financiar, construir y vender la nueva oferta habitacional tan necesaria para el país. Este es el cambio necesario en la política de viviendas.

 Eduardo J. Tejera Curbelo

http://www.eduardotejera.com

14 de noviembre de 2019

Eduardo Tejera afirma estar de acuerdo con venta de Punta Catalina pero condicionada

Tejera también cree indispensable que los contratos de venta y sus condiciones económicas deben de ser aprobados por ambas Cámaras del Congreso, por ser una venta de activo estatal, y de paso le brindaría una cobertura legal, más formal y transparente.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El economista Eduardo Tejera dirigente del partido PRM expresó que está de acuerdo con que se venda al sector privado de prestigio internacional el 50 % de las dos plantas de 376 MW cada una, para un total de 752 MW, pero condicionado aun proceso de evaluación, tasación por flujo de caja descontado y licitación altamente institucional con dos bancos de inversión en consorcio y un Comité de Licitación mixto, compuesto de miembros destacados del sector público y privado, y observadores internacionales, que podrían ser del Banco Mundial o el BID, como se hizo con Barrick Gold. La idea es darle un carácter de una licitación de estándar internacional y todo transparente y público.

Tejera recomienda que el presidente Danilo Medina firme un Decreto Nacional con todo el procedimiento, fórmulas institucionales, forma de pagos y creación de un Comité de Licitación, mixto compuesto de Hacienda, Economía, Banco Central, el Consultor Jurídico de Palacio, CDEEE, CONEP, AIRD, Rector de INTEC y Rector o Director de la Facultad de Ingeniería de la UASD y un miembro experto independiente. La Universidad Madre y Maestra no debe participar, pues dirigió la Comisión de Estudio de los contratos de obras y de evaluaciones.

A su vez, en el Decreto se debe establecer un Comité Técnico mixto, con técnicos dominicanos independientes con su nombres, consultores de organismos internacionales, expertos de los bancos de inversión, y dos miembros independientes. Igual, que se defina por licitación los bufetes de abogados privados, nacionales e internacionales.

La operación es demasiado seria y de un monto muy elevado entre US$ 2,500 a US$ 3,000 millones, para hacerla interna entre funcionarios y controlada por el Ministerio de Hacienda. Eso no da credibilidad interna ni internacional. La necesidad de establecer todas las reglas por Decreto presidencial eleva el tema a la mayor altura, y que ahí se establezcan las reglas y toda la institucionalidad de los procesos de licitaciones, como recomiendo y creo que es lo mejor que le conviene al país.

Tejera también cree indispensable que los contratos de venta y sus condiciones económicas deben de ser aprobados por ambas Cámaras del Congreso, por ser una venta de activo estatal, y de paso le brindaría una cobertura legal, más formal y transparente.

Finalmente, el economista señaló que es partidario de fusionar en una sola y vender también el 50 % de las tres Distribuidoras y pasarle de nuevo la Administración al sector privado, con un Consejo de Directores mixto, pues es indispensable para sanear el sector eléctrico y su flujo financiero, y solo se logrará erradicando la política y el clientelismo de esas instituciones, que desde 2003-04 no han mejorado nada y tienen una altísima sobre nómina y botellas.

Eduardo J. Tejera

http://www.eduardotejera.com

Artículo publicado en: acento.com.do