Archivo de la categoría: Economía

Transparencia y Rendición de Cuentas  

El gobierno central y sus múltiples instituciones hablan mucho sobre la política de transparencia que ejecutan y exhiben en vastos anuncios pagados en la prensa sobre su rendición de cuentas y apertura a la información pública. Sin embargo, la pregunta qué nos asiste, ¿es esta transparencia real y extendida al gobierno central y las entidades autónomas? Es algo cierto, o solo mucha campaña mediática y demagogia publicitaria.  ¿De verdad, el gobierno brinda informaciones y datos financieros, comerciales, de costos de proyectos, limpieza de subastas, de escaladas de precios y de los reales gastos por partidas que se presupuestan cada año?

Mi respuesta es negativa. En el país el gobierno ha mejorado en algo las informaciones, pero de cifras e informaciones generales y selectas. Hay entidades que han mejorado bastante y otras nada. Por ejemplo, el Banco Central, Hacienda y Dirección de Presupuesto han mejorado sus informaciones en sus portales por internet. Pero podrían mucho más y más amplia las informaciones y datos. Falta mucho por hacer público y transparentar. Las distintas Superintendencias de Bancos, Valores, Pensiones y Electricidad han mejorado también, pero no realmente en todo lo posible. Pero son las que brindan más informaciones en internet o en publicaciones.

Los peores son los ministerios, entidades autónomas, y agencias y centros que manejan muchos proyectos y recursos. No publican mucho, instituciones como Obras Públicas, Salud, Educación, Industria y Comercio, CDEEE, OISOE, INDHRI, los dos Metros, el Teleférico, informaciones detalladas sobre los costos de Boca de Cachón, La Barquita, Ciudad Juan Bosch, Presa Monte Grande y las tres Distribuidoras. Igual la rendición de cuentas en informes y auditorias de los proyectos de autopistas, infraestructuras, la planta de Punta Catalina, y así cientos de obras, que no se publican informes de costos, avance de obras, de sobre costos, de financiamientos y del precio final del proyecto.

No existe rendición de cuentas reales ni transparencia, comparable con países organizados. No hay un e-gobierno electrónico, ni un deseo de realmente informar, por temor a las críticas o a que se conozcan verdades indeseables. Esta opacidad fomenta la corrupción. Todavía son las instituciones autónomas las que menos publican en sus páginas web, informes o estados financieros, auditorias de obras, ordenes de compras y relación de pagos por instituciones mensuales, semestrales y anuales.

Ni el gobierno central ni las instituciones estatales publican estados financieros de obras mensuales en sus portales, ni informes detallados de costos y gastos de sus obras. Los ayuntamientos y alcaldías tampoco publican nada, son los peores. Lo poco que se conoce o informan los funcionarios lo hacen vía esporádicas declaraciones públicas, en discursos de inaguraciones, entrevistas televisivas y todo de manera informal. La falta de transparencia es la fuente de corrupción y delpilfarro en los gastos públicos.

Daré algunos ejemplos, para aterrizar el tema de la transparencia y cifras de rendición de cuentas. Nunca se ha publicado informes o auditorias finales de los costos originales y costos finales de Metro I y II, El Teleférico, tampoco lista de contratos con suplidores con sus montos, mecanismos de adjuduciación de obras, estados financieros con sus anexos, informes de costo final o los presupuestos detallados mensuales y anuales. OPRET solo presenta el cuadro de las asignaciones aprobadas en el Presupuesto Nacional, pero nada de sus costos, ejecución presupuestal, gastos, subsidios, ingresos y egresos y pérdidas operativas. Todo es un misterio. Solo se conocen cifras generales ofrecidas en ruedas de prensas y breves discursos, pero nada formal por escrito.

De los proyectos de viviendas Boca de Cachón con 537 apartamentos a un costo de RD$ 755 millones, ejecutado por Ministerio Administrativo de la presidencia y La Nueva Barquita con 1,750 unidades, por RD$ 4,000 millones, ejecutada por la entidad URBE, Obras Públicas y Ministerio Administrativo de la presidencia, se conocen también solo datos financieros muy vagos y generales. En los Presupuestos Nacionales anuales se señala la cifra global aprobada, pero después no se publica nada o poco de los costos de ejecución y los comparativos. No se conocen informes o actas de licitaciones. Pero no hay una formal rendición de cuentas oficial, ni auditoria finales.

URBE y el presidente Medina en la inaguración informaron en declaraciones a la prensa que costó RD$ 4,000 millones, para construir 1,750 apartamentos, de 68/73 M2 c/u y beneficiar a 1,450 familias. El costo por apartamento ascendió a RD$ 2.3 millones por unidad, el doble de un proyecto privado, y eso que los terrenos fueron donados por el estado y la construcción realizada por Obras Públicas. Estas obras sociales son necesarias, pero están mal concebidas y muy caras. Los costos unitarios de apartamentos no se conocen con exactitud, costos avenidas, terrenos, iglesias, polideportivos, 73 locales comerciales, acueductos, etc. Pero volvemos, no existen informes finales de costos de obras ni cifras y presupuestos detallados publicados en la página web de la URBE o en informes para el público.

El INDRHI ahora vuelva a recuperar el proyecto de la Presa Monte Grande con un costo global superior a US$ 300 millones, sin que ese explique con presupuestos detallados y anexos, los vertiginosso aumentos de costos. Todo otra vez es un misterio. Nada se publica, solo por declaraciones de prensa. La OMSA de transporte ha sido un caso escándaloso. Como una mafia operaraba sin presupuestos, licitaciones, contratos de obras de suplidores de amigos compañeros del partido, sin tradición comercial. Ahí no hay ninguna licitación ni proceso de transparencia económica mínima.

Los proyectos de la CDEEE es algo ya fuera de toda mínima gobernanza y prudencia. La planta de Punta Catalina es un misterio. Se calcula que tiene un sobre costo mínimo de US$ 800 millones y ahora el estado dominicano está demandado en arbritraje en Nueva York por US$ 700 millones, un verdadero problema legal económico. No hay Presupuestos detallados, causas de aumentos de costos, licitaciones administrativas internas maquilladas, gastos financieros increíbles.

Para defenderse, el gobierno en medio de un proceso de acusaciones con empresarios y políticos aliados de Odebrecht, interfiriendo con la Justicia, creó por Decreto una Comisión de Investigación, ligera, complaciente y con miembros cómplices y/o comprometidos. Todo fue una jugada política publicitaria, pero nada de rendición de cuentas ni de transparencia comercial-financiera. Eso es un coto cerrado.

Respecto a transparencia en las estadísticas fiscales y monetarias, queda mucho por hacer del conocimiento del público. Se publican cifras globales y generales, pero no detalladas y analíticas. Por ejemplo, Hacienda, Dirección de Presupuestos o Contraloría, no publican las cifras mensuales y anuales del número de empleados públicos, desglosados por gobierno central y entidades autónomas, con sus totales.

No existen publicadas cifras sobre la nómina de empleados, cuadros de clasificación por rango de sueldos y extras. Todo es un misterio. Se dice en la prensa que el total de empleomanía pública — gobierno central y entidades autónomas — es más de 650,000, pero no se conoce con exactitud, como tampoco cuanto ha aumentado desde 2000, 2004, 2012 y al 2018. Se necesita esa real transparencia. Quisiera ver cuadros de los rangos de sueldos de todos los empleados del gobierno central, autónomas y consejos.

El Banco Central tiene un buen portal de información, quizás el mejor del país. Pero se puede seguir mejorando y brindando más datos sensibles y necesarios para el análisis de la política monetaria y creditica. Por ejemplo, debería publicar mensualmente los rangos por montos del crédito bancario privado, para conocer el grado de concentración por empresas e individuos, y los rangos y concentración de préstamos por sectores.

Se estima que existe gran concentración en el crédito, lo que afecta el crecimiento equilibrado y el empleo. Debemos de entrar en la composición y rangos de los créditos privados. Igual, debería brindarse cifras de la composición, rangos por montos y plazos, de los Certificados que emite y del ahorro bancario. Hay cifras globales, pero no clasificadas por rangos, para saber la concentración y la diversificación.

El Ministerio de Obras Públicas no publica casi nada o nada en su página portal web, sobre la ejecución de cada proyecto vial y de infraestructura. Se publican fotos, ruedas de prensa e informaciones parciales, pero nada de la ejecución, costos, calendario y egresos por proyectos. Es una enorme falta de información y transparencia. OISOE publica aún menos. Esa institución es un misterio. No publica ni pone en su página portal ninguna información financiera y de gastos, egresos, de ejecución de obras, costos y rendición de cuentas. Solo publica pequeños listados enunciativos de algunas obras, sin cifras económicas, que no tiene ningún uso práctico.

En general, para no entar en más detalles, es obvio que en el país no existe una real concepción moderna de transparencia y rendición de cuentas. El gobierno informa y exhibe lo mínimo con informaciones parciales. Las páginas portales web de las instituciones, son para promover las fotografías de cada titular, y para informar, de talleres, cursitos o cualquier evento menor. Pero no hay informaciones económicas relevantes, informes de ejecución de obras con datos financieros y autidorias finales.

Las organizaciones de la sociedad civil, la oposición política y las universidades deben presionar por un gobierno electrónico real y moderno, a la altura de la tecnología. El e-gobierno es esencial para la democracia y la lucha contra la corrupción, para poner en evidencia los proyectos con sobre costos y las mafias en contrataciones de bienes y servicios.

Eduardo J. Tejera

9 de mayo de 2018

Anuncios

Economista Eduardo Tejera apoya proyecto de amnistía fiscal de Faride Raful

Consideró que el sector privado y las organizaciones empresariales deben apoyar este proyecto y más bien ampliarlo para dar una amnistía de seis meses para corregir los doble sueldos, el valor de los patrimonios y el impuesto a la propiedad

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El economista Eduardo Tejera expresó este viernes su apoyo al proyecto de amnistía fiscal sometido a la Cámara de Diputados por Faride Raful, diputada por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), a través del cual se podría otorgar un perdón fiscal a los contribuyentes, luego que la DGII iniciara un proceso de cobros por supuestos atrasos en la tributación.

Mediante un comunicado remitido a la prensa, Tejera afirmó que es un proyecto económico y socialmente justo y en la dirección equilibrada de gradualmente con flexibilidad, reducir la evasión tributaria sin atropellos y con  soluciones de pagos viables.

Consideró que el sector privado y las organizaciones empresariales deben apoyar este proyecto y más bien ampliarlo para dar una amnistía de seis meses para corregir los doble sueldos, el valor de los patrimonios y el impuesto a la propiedad (IPIS).

Tejera refutó las declaraciones del senador Galán, respecto a que no está de acuerdo con la amnistía porque es innecesaria por solo 600 casos (este dato es falso e incorrecto) o porque produce inequidad. Solo en el sector público hay más de 20,000 personas con doble sueldos y pasa igual en el sector privado.

El economista expresó que la mayor inequidad e injusticia ocurre ahora, pues los políticos y sus fundaciones y muchos empresarios realmente no cumplen cabalmente con sus obligaciones tributarias, y son una gran fuente de evasión impositiva.  Por ejemplo, Tejera dijo, acaso los senadores y diputados pagan impuestos por los ingresos de dietas y cofrecitos y por el amplio patrimonio que tienen.

“¿No es esto una gran inequidad?”, preguntó el economista.

Para Tejera, lo mejor para una campaña gradual contra la evasión es tener en cuenta que la evasión o incumplimiento total, ha sido el producto de la poca cultura tributaria existente y las debilidades institucionales.

Enfatizó que además de la amnistía fiscal propuesta por la diputada Raful, este proyecto debería ampliarse para que las personas puedan regularizar los valores patrimoniales y las rentas, con mecanismos justos y realmente flexibles, como eliminar  las multas, los cargos por moras y altos intereses que cobra la DGII que representa usualmente el 50 % de la renta imponible, porque se hace inviable que el ciudadano o la empresa se regularice a menos que se ofrezca un plan de pago realista de 6 a 12 meses y eliminen los sobre cargos.

Señaló que ahora regularizar y querer cumplir es un problema económico, por todos los recargos de multas, moras e intereses acumulados y por dar un plazo de pago de solo dos o tres meses, lo que es impráctico e irreal para la clase media y empresarial mediana.

Tejera exhortó al senador Galán a que celebre vistas públicas y reciba más opiniones de los empresarios, profesionales y ciudadanos, para que oigan todas las campanas y busquen el equilibrio justo y no solo escuchar la obvia opinión del Director de la DGII.  El anteproyecto de la diputada Raful debe ser considerado como una iniciativa seria que debe ser discutido en vistas públicas y en ambas Cámaras del Congreso.

Eduardo J. Tejera

Artículo publicado en acento.com.do

http://www.eduardotejera.com

Enlace

Libro sobre Economistas Cubanos De Los Siglos XIX y XX


Descargar en siguiente enlace: http://ge.tt/9y85E4n2

PRESUPUESTO NACIONAL DEL 2017 Y SUS CONSECUENCIAS

El presente análisis se referirá solo al anteproyecto del Presupuesto del Gobierno Central del 2017 aprobado por el Congreso Nacional. No se examinan los presupuestos de las entidades autónomas y descentralizadas.
Descripción General:

 El Presupuesto de Ingresos del Gobierno Central se estima en RD$ 539,513,2 millones, que representa un aumento de 13.4. %, una cifra bastante optimista. El total de Gastos programados es muy superior y asciende RD$ 624,407.0 millones, por lo que produce un deliberado déficit de RD$ 84,893.5 millones, o el 2.3 % del PIB. En términos absolutos el déficit será mayor al del 2016 en RD$ 2,011 millones. La presión tributaria se estimó en 13. 9 % del PIB para el 2017. 

Lo más preocupante es que este será el décimo año consecutivo Presupuesto con otro déficit fiscal, todos financiados con deuda pública, interna y externa. El país, hemos dicho, va por muy mal camino, pagando deudas con nuevas deudas y financiando la costosa estructura de gastos y el gran clientelismo político y despilfarro. En efecto, se toma prestado hasta para pagar los intereses anuales de la deuda pública.

Según el Presupuesto sometido por el Gobierno y aprobado por el Congreso Nacional, el Gobierno mantendrá un déficit proyectado de RD$ 84,407,0 millones o 2.3 % del PIB para el 2017 y de RD$ 67,707 millones para 2018, o el 2.2 % del PIB. 

Servicio de la Deuda Pública: 

El Presupuesto se requiere financiamiento bruto de RD$ 171,886 millones o US$ 3,563 millones y representa el 4. 7 % del PIB o el 24.1 % del total del Presupuesto. Una cifra muy elevada. Con las Aplicaciones Financieras de ingresos y pagos, se tendrá que buscar un financiamiento neto de RD$ 86,992 o US$ 1,803 millones. Cubrir el déficit y las amortizaciones se financiará con emisiones de bonos internos por RD$ 65,589 millones y bonos externos por RD$ 106,297/US$ 2,203 millones.

El pago total de intereses para 2017 es de RD$ 114,865, o el 3.2 % del PIB. Sin embargo, si le sumamos los intereses que se debe transferir al Banco Central entonces aumentan a RD$ 140,207 millones, equivalente al 3.9 % del PIB, que corresponden a la ley de recapitalización de la institución. 

Por otro lado, se consignó para amortizaciones de principal de la deuda pública, la suma de RD$ 86,992 millones o US$ 1,803.3 millones; desglosados en RD$ 40,403 millones para pagos externos, RD$ 114,913 millones para pagos internos y la inusual cantidad de RD$ 26,635 millones, para “disminución de Cuentas por Pagar”, que es una deuda flotante atrasada y alta a los suplidores y contratistas.

Un grave problema del Presupuesto es su continua dependencia de préstamos para poder financiar sus gastos corrientes y el servicio de la deuda, y en particular el plan de obras públicas, que es casi dependiente de empréstitos y bonos soberanos. De seguir esta política, el país se podrá ver en serias dificultades con una crisis de deuda, como ha sucedido en varios países europeos

La real deuda pública global consolidada está cerca de US$ 42,638 millones, si sumamos la deuda del Gobierno Central de US$ 24,000 millones, la del Banco Central de cerca de US$ 9,238 millones, y alrededor de US$ 2,500 millones en deudas flotantes y del sector eléctrico, que no se contabilizan. Pero el perfil de la deuda es lo más preocupante. 

Los mayores incrementos han sido de nuevas deudas de los bonos soberanos a pagos únicos muy peligrosos que aumentaron de US$ 2,466 millones en 2012 a US$ 10,000 millones a septiembre de 2016. Es decir, casi la mitad de la deuda del Gobierno central es de bonos soberanos en dólares a términos, no de organismos internacionales o bilaterales que otorgan mejores plazos e intereses más bajos. 

Por su lado, la deuda del Banco Central de Certificados Financieros han aumentado de manera fija y ascendente: Ejemplo: Para agosto de 2004 el total de emisión fue RD$ 87,412 millones, para diciembre del 2004 alcanzó RD$ 101,966 millones, siguió en aumento a RD$ 182,733 millones a diciembre de 2008, ya para diciembre de 2012 creció a RD$ 253,092 millones, y en solo cuatro años a noviembre de 2016, ha ascendido a RD$ 429,490 millones o US$ 9,238 millones. Una cifra por encima de la Ley de Capitalización y muy vinculada al apalancamiento de la tasa de cambio.

La situación fiscal está más deteriorada de lo que se admite, pues se manejan bastante bien los flujos financieros del Gobierno y por los ingresos de la deuda externa y la inversión extranjera. Sin embargo, el Gobierno no ha planeado una salida gradual de este tranque fiscal y deberá realizar pronto dos reformas estructurales para bajar esta dependencia; una, realizar la reforma fiscal integral, y dos, ejecutar una profunda reestructuración del aparato burocrático del Gobierno, disminuir la cantidad de instituciones y consejos que repiten funciones de los Ministerios, y sobre todo, racionalizar el gasto en empleomanía clientelar y botellas. 

Sobre los Ingresos:

 Se proyectan RD$ 539,513 millones de ingresos corrientes y donaciones, que representa un aumento de 13.4 %. La casi totalidad de los ingresos provienen del cobro de impuestos, vía intentos de disminuir la evasión y parches impositivos:

1. Impuesto sobre la Renta RD$ 149,240 millones.

2. Al Patrimonio RD$ 20,910 millones.

3. Sobre Mercancías y Servicios, principalmente ITBIS y Selectivos al Consumo RD$ 290,147 millones, que incluye RD$ 50,515 millones de los dos impuestos a los hidrocarburos, por lo que no bajarán sus precios.

4. Impuestos al Comercio RD$ 39,313 millones. 

Sobre los Gastos:

El total de gastos del gobierno es de RD$ 624,407 millones, por encima de los ingresos. Los gastos corrientes suman RD$ 526,377 millones, que representa el 84 % del total. Las remuneraciones siguen en aumento a RD$ 155,085 millones, con un aumento de 11 %. Veamos el rápido aumento de las asignaciones nóminas.

En el 2012 el gasto en remuneración de empleados y funcionarios fue RD$ 86,772 millones, lo que significa un aumento neto en cuatro años de RD$ 68,313 millones, el 105 %, o RD$ 17,078 cada año. La partida de gastos de bienes y servicios aumentó un insólito 40 %, de RD$ 54,056 millones en el 2016 a RD$ 75,493 para 2017. Se incluye un subsidio al sector eléctrico de RD$ 31,499 millones, o US$ 680 millones. 

Por su lado, el gasto de capital proyectado es de RD$ 98,030 millones, que incluye construcción de obras y transferencias de capital. Para construcciones en proceso asignan RD$ 16,159 millones y RD$ 4,299 millones en reconstrucción de hospitales, lo que es una buena política social y de obras.

El total asignado a la Presidencia es de RD$ 53,537 millones, desglosado para el Ministerio Administrativo RD$ 15,961 millones, que se ha convertido en un gran Ministerio que construye obras y tiene sus propios planes sociales. El Gabinete Social tiene RD$ 25,484 millones, otro gran Ministerio y para la polémica OISOE, RD$ 10,713 millones. Las nóminas, altos viáticos y gastos son excesivos.

Al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones le asignaron solo RD$ 28,358 millones para carreteras, caminos y construcción de diversas obras, que la misma cifra del año anterior. Por otro lado, es necesario y racional que la OISOE debe ser fusionada dentro del Ministerio de Obras Públicas. Existe demasiado dipersión. 

Al Ministerio de Salud Pública se le asignó la suma de RD$ 75,837, que representa un buen aumento de 21.3 %, pero solo es el 2.1 % del PIB, muy por debajo de niveles latinoamericanos. Llama la atención la distribución por funciones y actividades, pues se gasta demasiado en nóminas y administración del Ministerio. Esto es incorrecto con la crisis de equipos y medicamentos en los hospitales y la precariedad de los doctores y enfermeras.

La asignación del Ministerio de Agricultura es un caso contradictorio, con la anunciada prioridad del Gobierno. Solo le asignan RD$ 9,102 millones, o el 0.3 % del PIB. La baja asignación no se compadece con la supuesta revolución de la agricultura que pregona el Gobierno y sus entidades agropecuarias. 

Para el Ministerio de Educación se cumplió con el 4 %, con una asignación de RD$ 142,999 millones, pero demasiado recursos se dedican a actividades centrales, nóminas administrativas, consultorías, gestión financiera y contribuciones burocráticas especiales. Es necesario brindar mayores informaciones desglosadas en el Presupuesto y un análisis de los gastos y programas. 

Resumen: 

La economía dominicana continúa con un alto nivel de crecimiento con relativa estabilidad. La inversión extranjera, los ingresos por turismo y de las remesas son atractivos y altos. Es sector de construcción sigue creciendo, pero hay limitaciones por la demanda, por falta de mejores facilidades de créditos y se requiere igual un aumento de los salarios reales y que mejore el poder adquisitivo del consumidor. 

El Presupuesto propuesto del 2017 confirma, no obstante, el mismo modelo de política económica y fiscal del Gobierno, a través de doce años. Está basado en mantener déficit fiscales cada año, financiados con endeudamiento externo e interno. Igual, una política de gastos fijos y corrientes elevados, escaso ahorro interno y una creciente voracidad tributaria, para compensar las distorsiones y limitaciones fiscales. Este modelo no nos parece sostenible y es vulnerable. 

Esta es una tendencia muy delicada, que puede conducir al país hacia una crisis de insostenibilidad fiscal. Hay que tener en cuenta que el total consolidado de la deuda pública asciende US$ 42,638 millones y representa como el 53 % del PIB. El FMI en su última Nota ya advertido estas debilidades fiscales. El servicio de la deuda requiere ahora el 36 % de los ingresos corrientes y seguirá creciendo y el solo el pago de los intereses requieren el 20 % de los ingresos tributarios. 

Se confirma una hipertrofia del gasto por un exceso de Ministerios, Consejos, Institutos, Asesorías, que muchos duplican sus funciones y son fuentes de sobre empleomanía y clientelismo político. Se va requerir una doble reforma; la fiscal integral y la de reestructuración del Estado y racionalización del gasto público para hacer sostenible la fiscalidad.

 

Eduardo J. Tejera 

http://www.eduardotejera.com

21 de noviembre de 2016.

 DECLARACIONES SOBRE EL PRESUPUESTO NACIONAL 2017 DEL ECONOMISTA EDUARDO J. TEJERA

 El economista Eduardo Tejera expresó que el proyecto de Presupuesto Nacional para el 2017 es más de lo mismo, y que no contempla ningún cambio de fondo, de modelo económico o política fiscal. Será el décimo año de Presupuestos deficitarios, basados y financiados por deuda pública de bonos soberanos internos y más emisiones internas, hasta niveles muy delicados.

Explicó que el Presupuesto para el Gobierno Central, se basa en ingresos totales de RD$ 539,513 millones, el 14.9 % del PIB, y un total de gastos de RD$ 624,407 millones, lo que representa un déficit solo en el Gobierno Central de RD$ 84,893 millones, de 2.3 % del PIB. Esta brecha presupuestaria hay que financiarla con emisiones de bonos soberanos y más deudas internas por un total de US$ 1,760 millones, una cifra demasiado elevada. Se incluye una autorización adicional de emitir letras vía Hacienda de deuda a corto plazo a un año de RD$ 28,000 millones, para financiar el déficit.  

Para Tejera los ingresos de RD$ 42,181 millones están basados en un crecimiento de 6 % de la economía y por mejoras en las recaudaciones y reducción de evasión RD$ 21,700 millones, una meta muy difícil de alcanzar en un año sin cambios en el sistema tributario. Por el lado del gasto total, sorprende que de RD$ 624,407 millones, el gasto corriente absorba RD$ 526,377 millones y para gastos de capital RD$ 98,029 millones. Es decir, el gasto corriente asfixia el Presupuesto, con muy baja inversión pública de solo RD$ 22,182 millones, que es la que crea empleos y aporta mayor valor agregado. 

El endeudamiento bruto total para el 2017 es de RD$ 171,886 millones (US$ 3,563 millones), equivalente al 24 % del monto del Presupuesto. Un porcentaje delicado fiscalmente. El país tendrá un nivel de amortizaciones de deuda pública de RD$ 86,992 millones y el pago por intereses de RD$ 114,865 millones, el 21 % de los ingresos. En realidad, pagamos los intereses mediante más deuda, lo que crea un círculo vicioso financiero, que amenaza la sostenibilidad fiscal y de la deuda. 

Tejera reiteró que el proyecto de Presupuesto el Gobierno planea 4 años más de déficit fiscales del orden de 2 % del PIB. Es sus declaraciones Tejera señaló que no hay re-ajustes por los ingresos, por cambios tributarios, ni por el gasto, su calidad y elevados montos. Es un presupuesto de crecimiento vegetativo, sin ninguna mejoría y recortes de gastos superfluos, de los altísimos niveles de clientelismo político con una costosa e ineficiente burocracia excesiva. En efecto, es un Presupuesto sin cambios de rumbos ni de reconocimiento de la necesidad de reestructurar el sector fiscal global.

 

Eduardo J. Tejera

http://www.eduardotejera.com 

3 de octubre de 2016.

DECLARACIONES DEL ECONOMISTA EDUARDO TEJERA SOBRE LAS PROPUESTAS DELPRESIDENTE MEDINA, RESPECTO A LA REFORMA FISCAL. 

El economista Eduardo Tejera, expresó que el presidente Danilo Medina en su última declaraciones respecto al Pacto Fiscal, más bien realizó un rectificación sobre la propuesta de reforma fiscal que hizo en su discurso ante la Cámara Americana de Comercio, este último 30 de marzo.

Para Tejera el presidente Medina al acercarse las elecciones esta cambiando bastante su oferta inicial, para no meterle miedo de otro paquetazo tributario al país. Es un gran cambio decir ahora, que desea simplificar y bajar los impuestos, una propuesta original del candidato Luis Abinader y los economistas del PRM y del mismo sector privado.

La propuesta que Medina ofreció en sus discursos ante AMCHAMRD, fue reducir y eliminar exenciones impositivas, el llamado gasto tributario, que es un sofisma en realidad. También ofreció disminuir la evasión fiscal, algo que es natural y todo el mundo está consciente de esa necesidad. Tejera señaló que ahora mismo el Director de la DGII lleva varios años, con una efectiva campaña contra la evasión, que claro siempre se puede mejorar y focalizar hacia determinados impuestos y sectores de contribuyentes. Pero la campaña existe como labor habitual de la DGII.

Tejera reitera que el casi 50 % de las exenciones son del ITBIS, que no grava los productos de la canasta de consumo básico, áreas de la salud y la educación. Otro 15 % de las exenciones son para que existan las zonas francas, un sector muy dinámico que genera tantos empleos, divisas y producción. Igual, si se eliminan las exenciones al combustible de las generadoras eléctricas, subirían sus costos y la tarifa eléctrica. Eso solo se puede hacer cuando saneen las finanzas de la CDEEE y Distribuidoras.

Para Tejera lo más importante es que todos se comprometan con una reforma del gasto público sobre dimensionado, reduzca gastos duplicados e innecesarios, para que los dedique a inversiones públicas con ahorros internos para el plan de obras no dependa del endeudamiento público. Tejera recomienda que el Pacto Fiscal integral de abordar reformas por los ingresos y por los egresos, pues el aparato del Estado es muy costoso y le quita recursos a sectores como la salud, la agricultura y seguridad social. 

Tejera estimó que debe reducirse en un 1 % del PIB el gasto corriente, mediante fusiones y eliminación de instituciones, y agencias y centros que duplican funciones de los ministerios y reducir al mínimo el clientelismo y las botellas. Sin no se reduce el gasto, el ajuste tributario será más fuerte. Tejera exhortó que se aproveche la ocasión para un real Pacto Fiscal integral, que cambie y racionalice los impuestos-ingresos y los gastos.

 

Eduardo J. Tejera

6 de mayo de 2016

DECLARACIONES DE EDUARDO TEJERA SOBRE EL PACTO FISCAL YNUEVOS IMPUESTOS DE MEDINA 

El economista Eduardo Tejera reiteró el inevitable paquetazo de impuestos que impondrá el presidente Medina, en el caso de mantenerse en el poder. Señaló que Medina está claro cuando propuso que aumentará los ingresos por vía de nuevas tasas de impuestos, pero sobre todo, eliminando exenciones necesarias sobre el consumo y la producción. Para Tejera es un eufemismo y mentira decir que eliminarán exenciones de ITBIS que hoy tiene la canasta de consumo familiar, sin aumentar los impuestos y los precios.

Para el economista eliminar exenciones con un salario promedio de RD$ 12,000 mensuales, es imponer un severo ajuste impositivo, que lo pagará el pueblo consumidor y la clase media. Tejera recordó que el 65 % de mal llamado gasto tributario lo representan las exenciones de ITBIS. Pues el 76 % de ese gasto tributario, lo representan los impuestos indirectos y solo el 24 % los impuestos directos. Señaló que del total estimado de ese gasto tributario, el 49 %, o RD$ 103,418 millones corresponden a exenciones a alimentos, salud, educación, servicios de cuidados personal. Entonces es obvio que aumentarán los precios de alimentos, bebidas, salud, educación y el transporte público. 

Tejera criticó que el Gobierno de Medina y sus funcionarios no hablan de reducir los gastos, reformar el Estado y eliminar clientelismo y más de 150,000 botellas, que cobran dos o más sueldos. Sin no se racionaliza el gasto y se reduce en un 1 % del PIB, entonces por lógica financiera aumentarán los impuestos. Tejera denunció que el Gobierno no podrá tener el mejor de dos mundos: aumentar el gasto, sin aumentar los impuestos. 

El país y aquellos que voten por la reelección de Medina y su equipo, tendrán que aceptar, que están votando por el mismo modelo económico y por más impuestos, ya que es el resultado inevitable de nuevos déficit fiscales financiados con endeudamientos públicos descontrolados y nuevos impuestos y eliminación de exenciones que son muy necesarias, para abaratar los precios internos, servir al turismo y las zonas francas y apuntalar la agricultura, la energía no renovables y los combustibles de las plantas generadoras.

Si dentro de la discusión de un Pacto Fiscal, no se aborda la reforma del Estado y los excesos de agencias e instituciones la reducción de gasto, entonces no será ni reforma ni pacto, sino otro parche habitual que el PLD nos tiene habituados. Tejera cree indispensable cambiar el modelo económico, ya agotado, para no caer en breve en el caos fiscal y de deuda como países europeos y Puerto Rico. Señaló que se está creando una sociedad cuasi parasitaria, con 16 % desempleo promedio, pero de 40% en áreas rurales, y un estado clientelar y asistencialista, sin el dinero para ser sostenerlo. 

Tejera reiteró que el país debe mirar como se esfumó el supuesto milagro venezolano y brasileño, que es el del PLD en nuestro país. Esas son dos buenas lecciones para RD.

 

Eduardo J. Tejera

http://www.eduardotejera.com

24 de abril de 2016.