Por un Cambio de Estilo y Organización del PRM

En el caso de ser elegido a la Vicepresidencia Nacional del Partido Revolucionario Moderno (PRM) el 18 de febrero, me propongo ayudar a construir un partido realmente organizado internamente, con más descentralización y delegación de funciones y con organismos internos que funcionen a nivel nacional provincial, municipal y barrial. La tarea es construir un partido fuerte e institucional.

Hay que comprender que el partido es todavía joven, débil y en formación. Viene de una división dolorosa con el viejo y tradicional PRD. Apenas tiene dos años. Necesita una organización formal, con presencia y oficinas en cada provincia y requiere de tecnología y logística. Mi deseo es colaborar con todo el nuevo equipo a crear mayor capacidad de gerencia, institucionalidad y fortalecer grandemente las finanzas de nuestro partido.

Entre mis principales propuestas mencionaré las siguientes:

a) Presentar un plan para abrir en menos de un año, oficinas del PRM en cada cabeza de provincia y municipio, y cuantos distritos municipales sea posible, equipadas con computadoras y tecnología digital y comunicaciones, conectadas al Comité Político, la Dirección Ejecutiva y todas las oficinas regionales, para que toda la maquinaria esté en síntonía e informada y pueda desempeñarse mejor y más eficientemente en materia política y electoral.

b) Implementaremos un programa con asistencia de aliados internacionales para fortalecer y modernizar nuestro Centro de Cómputos, con tecnología de punto y computadoras y comunicaciones permanentes con todas las oficinas nacionales. El Centro siempre ha manifestado serias debilidades en cada proceso, tanto interno como en las elecciones generales y este situación hay que cambiarla.

c) Ejecutaremos un programa de identificar y carnetizar a todos los militantes, de acuerdo al padrón del partido en constante mejoría y expansión.

d) Asimismo, presentaré un plan de recaudaciones incluyendo aportes fijos de los militantes por escala y cargos; aportes especiales trimestrales, así como un cumplimiento riguroso de los recursos recibidos del Estado, sujetos a análisis y rendición de cuentas, publicando trimestralmente los estados financieros del partido en la prensa nacional. La meta es: crecimiento y transparencia.

Estimo que será indispensable para la reestructuración y fortalecimiento del PRM, buscar la cooperación internacional de partidos y organizaciones políticas aliadas, que tienen programas de asistencia técnica y política, en áreas como organización del partido a nivel nacional, estructura de campañas electorales, reformas y sistemas para mejorar las finanzas y la preparación de nuevos cuadros políticos jóvenes en los municipios, distritos y las bases. Son organizaciones europeas y latinoamericanas con experiencia.

Por otro lado, voy a proponer reformar los estatutos y normas para fortalecer y modificar la Comisión de Nacional de Finanzas, crear y/o elevar el cargo de Contador General, el Auditor Interno, con mayor autonomía y fuerza, y el cargo de cumplimiento de riesgos, metas y decisiones, sean administrativas y presupuestales.

Incluir una prohibición a recibir fondos para campaña de empresas extranjeras, y sus sub contratistas locales, so pena de aplicación de leyes penales, multas y hasta cancelación de contratos de bienes y servicios. También introducir el cumplimiento formal de la Ley 155-17 contra Lavado de Activos y sus normas. Esto es algo muy necesario en todos los partidos del país.

Por eso propongo que todos los partidos políticos deben igual reformar sus estatutos y se apliquen una auto prohibición, aunque espero que en este año se apruebe la Ley de Partidos y Electoral. Debe quedar prohibido por ley que ningún partido o movimiento pueda recibir recursos en donaciones de campaña de empresas extranjeras, filiales y contratistas locales, que pueden ser utilizados, para operaciones dolosas, como sabemos.

La gran tarea de formar y organizar un partido es esencial para el próximo proceso electoral nacional del 2020 y cara el futuro. La nueva directiva y estructura que se elija debe ser un catalizador de cambios y reformas. El PRM como la segunda fuerza política y electoral de la nación tiene la obligación con la sociedad de transformarse y crecer, dentro de un marco más democrático, institucional, eficiente y decente.

Realmente me siento confiado que con una buena y moderna administración y capacidad ejecutiva hay mucho que se puede y se tiene que realizar para optimizar el Partido Revolucionario Moderno y dinamizar y reactivar su militancia y prepararla para la gran contienda del relevo del actual partido de gobierno, el cual tiene ya  20 años en el poder.

Eduardo J. Tejera

http://www.eduardotejera.com

Enero 18, 2018.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.