Archivo de la categoría: Política

GOBIERNO Y BARRICK: REALIDADES Y DIÁLOGO

Las crecientes diferencias entre el Gobierno y la Barrick, tienen orígenes, sucesos y consecuencias, que deben ser analizados sin pasiones, para poder conocer y comprender las historia, realidades y hechos que han causado este diferendo in crescendo. Mientras más se conozcan las realidades jurídicas, financieras y políticas, más se podrá coadyuvar para que el emplazamiento del presidente Danilo Medina a la Barrick, se encauce por un camino de intenso diálogo, conversaciones sensatas y mutua comprensión de las necesidades, opciones y límites de cada parte. Porque, en efecto, existen varias soluciones.

Pero las exhortaciones de falso patriotismo, emociones y retórica, sin haber leído y estudiado el Contrato original del 2002 y la Enmienda del 2009, no ayudarán a buscar una solución amigable entre dos socios estratégicos y una relación vinculante beneficiosa en sus 25 años de vigencia. Hay muchas cosas buenas, las mayorías, en el Contrato-Enmienda, aunque también se cometieron costosos errores por malas negociaciones y aprobaciones por el Poder Ejecutivo y el Congreso. Ese es el pasado.

Ahora toca buscar mediante más diálogo y comprensión, una solución creativa y amigable. El mismo presidente Medina en su discurso a la Asamblea Nacional, aunque hizo una vibrante exhortación a la nación y presentó su ultimátum, a la vez fue muy cauteloso respecto al fondo del Contrato, sus aspiraciones de cambiar aspectos concretos del canon fiscal durante el flujo de caja y reiteró su deseo de llegar a acuerdos amigables. Medina no desea abrir el Contrato-Enmienda de forma unilateral. Él busca dinero para sus necesidades fiscales para los primeros cuatro años del contrato. Pero lo desea por entendimiento.

Hechos y Realidades.

La realidad es que en el 2002 después de un largo proceso transparente de licitación pública internacional, patrocinada por el Banco Central y el Estado, se le adjudicó la concesión de explotación de la mina de oro y plata de Pueblo Viejo a la empresa canadiense Placer Dome, mediante el Contrato del 25 de marzo de 2002, ratificado mediante Resolución 125-02 por el Poder Legislativo. El Contrato es por 25 años y está basado en el Preámbulo A, en el Art. 103 de la Constitución vigente es ese momento, que decía: “todo el subsuelo y yacimientos mineros son del Estado”. Es decir, se reconoce y se partió del principio de que el subsuelo es patrimonio del Estado, que a su vez es administrado por el Gobierno de turno, que no es lo mismo que decir que es del pueblo. Igualmente, se basó en un Estudio de Factibilidad y Flujo de Caja a 25 años y en numerosos estudios mineros.

Después cuando la Barrick compró a Placer Dome a nivel mundial en enero del 2006, cuyo venta o traspaso se permitía en dicho el Contrato, con aprobación del Poder Ejecutivo y el Congreso, se modificó todo el proyecto, su magnitud, tecnología y monto de inversión y de ahí después de dos años de negociaciones y asesorías nacionales e internacionales, se firmó la famosa Enmienda el 10 de junio de 2009, que reformuló el proyecto, cambió aspectos del canon fiscal y aprobó el traspaso a Barrick Gold-Goldcorp.

La Enmienda es una continuidad del Contrato original, es supletorio, como se establece, lo que quiere decir que la Barrick tiene todas las mismas obligaciones frente al Estado y el Estado los mismos derechos. La concesión sigue de 25 años, pero al ser diferente el proyecto y mayor la inversión, se presenta un nuevo Estudio de Factibilidad y con un Plan de Negocios y Flujo de Caja por la vigencia del Contrato. Algo normal en negocios y finanzas corporativas. Esta Enmienda fue firmada por cuatro altos funcionarios, con Poder Especial del presidente Leonel Fernández y luego sometida y aprobada por amplia mayoría en el Senado y la Cámara de Diputados. Todos aprobaron alegremente, lo que hoy cuestionan con estridencia y “patriotismo”. La pregunta es por qué han cambiado de opinión si el Gobierno y legisladores en su mayoría son del mismo partido y aliados. Habrá además algunos intereses políticos domésticos? Me parece que sí, que es distraer la agenda y debate de los problemas internos y que la opinión pública olvide muchas cosas.

Sin embargo, por la lectura del discurso del presidente Medina, él no cuestiona todo el Contrato, tampoco las partes medio ambientales que son muy favorables al país y tiene todos los permisos Ministeriales, tampoco la supervisión, valoración y auditorías por el Banco Central, DGII, la conocida empresa SGS de Suiza, y cuantas asesorías requiera el Estado. No se cuestiona a la empresa, pues dijo: “Estoy convencido de que la Barrick es una empresa seria, comprometida con una minería responsable y cumplidora de las normas”, y sobre la inversión expresó: “La inversión extranjera que se ha producido en el Proyecto Barrick Pueblo Viejo es la de mayor envergadura que ha tenido lugar en el país en toda su historia”. Estos son elogios importantes. Entonces, ¿qué cuestiona el Gobierno y cuál es la real situación? Donde están las discrepancias del Contrato-Enmienda, que ha producido este emplazamiento.

Flujo de Caja y el Canon Fiscal.

Entiendo que las diferencias surgen solamente de los artículos que se refieren a la distribución de flujo de caja en los primeros cuatro años, de los 25 años de vigencia, y los aspectos de una sola parte de los tres conceptos de pagos al Estado, que son:

Primero: Tanto en el Art. 8.2, letra A (i) del Contrato original como en el Art. 8.2 de la Enmienda, se establece el pago de Regalía o RNF (Retorno Neto de Fundición), que es del 3.2 %. Es decir, es el 3.2 % sobre ventas o ingresos brutos. Aquí nada cambió.

Segundo: Tanto en el Art. 8.3, letra, C, del Contrato, como en el Art. 8.3 de la Enmienda, se establece la obligación de pagar el Impuesto sobre la Renta con tasa de 25 %, sobre utilidades netas, desde que se tengan beneficios, según el Código Tributario y de paso se establece todo un mecanismo de control y supervisión, por la DGII, Banco Central y auditores nacionales y externos. En este artículo nada cambió.

Tercero, Tanto en el Art. 8.4, letra C, del Contrato, como en el Art. 8.4 de la Enmienda se establece el pago del PUN (Participación sobre Utilidades Netas), pero las bases y condiciones del PUN sí fueron modificadas. Aquí sí se verifica un delicado cambio entre Contrato y Enmienda, que los negociadores les tomaron dos años en pactar, antes de firmar la Enmienda, previo Poder Especial del Presidente, como es de rigor. En el Contrato el PUN se basaba en una banda o escala de tres niveles de precios, en el Art. 8.4, letra (d), que para el 2009 estaban desfasados por estar muy bajos, y se prefirió cambiarlo por un canon fijo porcentual de 28.75 % de las utilidades netas, que fue solicitado y negociado por el Ministerio de Hacienda. El Ministro y su equipo prefirieron un porcentaje fijo, sobre el nivel de precios del oro que fuera y sobre las reales utilidades netas de la empresa, previa auditoría internacional y validada por la DGII y el Banco Central. No se ha explicado las razones del cambio del PUN. Entiendo que se consideró más conveniente al Estado.

Hay un tema que es esencial, para comprender el origen del actual impasse, que es la base del diferendo. Tanto en el Contrato como la Enmienda, basado en el Plan de Negocios y su Flujo de Caja Acumulado de 25 años, se le permitió a la empresa no comenzar a pagar el PUN, sobre utilidades netas, hasta que se haya recuperado la inversión total, como se establece con claridad en el Art. 8.4, letra A, del Contrato, que define el concepto de “Monto de Recuperación” y en el Art. 8.4, letra A, inciso (i y ii) de la Enmienda del 2009, sea al precio del oro que fuera con escalas o cuando se fijó un PUN fijo en 28.75 % de la utilidades netas. Esto condenaba a que en la distribución del Flujo de Caja, primero se recuperada la inversión y después comenzaba a aplicarse y pagarse el PUN porcentual. Esto lo considero incorrecto, y se debió pactar un período de recuperación de la inversión más largo y fijo, digamos se 6 o 10 años y así habérselo presentado a los bancos financiadores. No conozco las razones, para que en ambos convenios, se aceptara, que primero se recuperaba la inversión. Los negociadores quizás deban explicar este crítico punto.

A mi juicio, sin conocer las interioridades, esta aceptación en el Contrato y luego en la Enmienda condenaba al Estado a recibir, inclusive a cualquier nivel de precios, el PUN solo después de recuperada la inversión. Esta es, ahora con la Enmienda vigente, la esencia de la diferencia, es solo un punto de liquidez y pagos en los primeros 3 a 5 años, pero no todo el Contrato, ni todo su Flujo de Caja Acumulado Neto. El error o pecado original repetido viene en que en los primeros años no se recibe los tres tipos de pagos señalados, solo dos, pero sí se recibe todos los ingresos en el período de los 25 años, después de recuperada la inversión. El PUN de 28. 75 % es una variable porcentual fija por el período del Contrato-Enmienda. Eso sí, naturalmente, si los precios del oro son más altos como ahora, entonces los ingresos brutos y netos aumentan y la recuperación de la inversión se realiza en menor tiempo. Si a los precios del 2009, se recuperaba en 7 o 8 años, ahora, aunque la inversión ha aumentado a cerca de US$ 4,000 millones, luego de validada como se estipula, se podrá recuperar en 3 o 4 años. La cifra con precisión de cuantos años requiere no la conozco, pero los negociadores si la tienen, en el Plan de Negocios y su Flujo de Caja.

Por lo tanto por la vigencia del Contrato no afecta los ingresos del Estado, pero si lo afecta en los primeros tres a cuatro años, independiente del precio de oro. Y este punto, de acuerdo al discurso del presidente Medina, él lo tiene bien claro. El Estado siempre a lo largo de los 25 años, tendría un aporte neto de pagos, que los firmantes de la Enmienda establecen en 50 % para ambas partes, en el caso del Estado alrededor de US$ 11,000 millones, más o menos, según la evolución del precio del oro en los 25 años. El problema y diferencia, si lo aterrizamos, es solo, un debate de la repartición de pagos y liquidez de los primeros cuatro años, pues de ahí para adelante, recuperada la inversión, el total de los tres cánones de pagos ya se pagan. Estos ingresos son la Regalía, Impuesto sobre la Renta y el PUN, que serán muy buenos para el país y su economía, sus exportaciones, tasa de cambio, balanza de pagos, creación de empleos y generación de riqueza. El Contrato y Enmienda darán un valor agregado neto acumulado por los 25 años atractivos y buenos.

Por último se modificó también la Enmienda al agregar otra condición del pago del PUN, que para mí es incorrecta y no convencional, la condición que para pagar el PUN de 28.75 % de las utilidades netas, la empresa debe lograr una Tasa Interna de Retorno (TIR) del 10 %. Este cambio está en el Art. 8.4, letra A, inciso (i) de la Enmienda. Eso no es usual en negocios ni aquí ni internacionalmente. Se reparten los beneficios netos que fueran, cualquiera que sea su monto, después de deducir los costos, gastos administrativos y financieros y la amortización acordada de los préstamos, pero no cuando se logra un determinado porcentaje de beneficios netos. En este caso un TIR de 10 % sobre el Flujo de Caja Efectivo Acumulados. Ahora bien, se comenta que aunque el pago del PUN está sujeto a un TIR de 10%, ahora a estos niveles del precio del oro, no lo afecta, porque señalan que el TIR está por encima del 10 %. Así que esto no afecta al Estado, a los precios actuales, pero lo podría afectar si bajan o mejorar si suben.

Los negociadores que firmaron la Enmienda recibieron según el mismo Preámbulo, en los Por Cuantos 6, 7, y 8, el Poder Especial No. 17-08, del 13 de febrero de 2008, del presidente Fernández, autorización para aceptar y firmar el TIR de 10 %, porque, cito: “El señor Presidente entendió pertinente”. Igual señala el Por Cuanto, que el Presidente se basó para aceptar el TIR de 10 %, en el Estudio de Factibilidad presentado por la compañía, que fue examinado y sus fórmulas y flujo de caja aceptado y validado, por una asesoría solicitada y contratada por el Gobierno con el BID. El texto dice: “los asesores contratados por el Banco Interamericano de Desarrollo recomendaron modificar el CEAM”, que significa el Acuerdo Especial de Arrendamiento de Derechos Mineros, el Contrato.

Se señala, para mayor claridad, que los asesores del BID aconsejaron aceptar la condición del TIR del 10 %. En el mismo Por Cuanto 8 de la Enmienda, se afirma que los asesores del BID recomendaron que: “…hasta tanto el proyecto alcance una tasa interna de retorno del diez por ciento (10%) y una vez alcanzada dicha tasa, el porciento del PUN que le corresponda al Estado sea de un veintiocho puntos y setenta y cinco por ciento (28.75 %), permitiendo así que El Estado reciba aproximadamente un cincuenta por ciento (50%) de los flujos netos generados por el Proyecto”. El Gobierno aceptó este requisito y comprendió y aceptó que recibiría el 50 % de los ingresos netos acumulados del proyecto en sus 25 años. Como se puede apreciar, bueno o malo, esto fue lo que se propuso, estudió, se aceptó y firmó. La Enmienda y estos cambios fue lo que aprobó con amplísima mayoría e inclusive de todos los partidos el Congreso Nacional en el 2009.

Me imagino que en el medio de la crisis mundial en el 2009, el Gobierno tenía gran interés que la Barrick Gold y Goldcorp realizarán la alta inversión que alcanzará US$ 4,000 millones aproximadamente, para mitigar el choque externo, tener una inversión que dinamizara la región y la economía nacional y apuntalara la balanza de pagos, la tasa de cambio y creara miles empleos. Es también razonable pensar que sólo una empresa de muy buena reputación, capital y trayectoria crediticia, podría levantar en los mercados de capitales y bancos, el financiamiento necesario para tan grande proyecto, en ese momento. Dentro de todo, hay que pensar en la particular coyuntura de esos críticos años de crisis mundial, tanto desde el punto de vista del Gobierno como de la empresa inversionista.

Tacto y Más Negociación.

Después que se analizan sin pasiones estos dos documentos legales, se llega a la conclusión, que todo el proceso fue debidamente debatido, analizado, y que el Contrato y la Enmienda cumplieron el proceso de todas las aprobaciones del Poder Ejecutivo y el Congreso Nacional. Se llega a la conclusión que no es un Contrato leonino y nefasto, y que nadie vendió a la Patria, ni nadie la asaltó. A mi juicio, sí se cometieron errores y se aceptaron términos que se debieron negociar más, aunque no conozco las circunstancias internas de la negociación. Vale solo decir, que visto el Contrato y su Enmienda en el plazo de los 25 años de vigencia, el Estado recibirá como se estipula el 50 % de los ingresos netos del proyecto. El 24 de febrero de 2010, escribí un artículo en Acento.com, que expresé: “Yo estoy de acuerdo con la inversión y el proyecto de Barrick, pero no necesariamente con todos los detalles. Personalmente, dejando el mismo flujo de caja y tasa de retorno (TIR), hubiera preferido que aportara más fondos al Estado dese el principio”. Ahora pienso igual.

Por lo tanto, el único problema o diferendo entre las partes, es la distribución del flujo de caja durante los primeros cuatro años, y la condición aceptada y aprobada, de que antes de pagar el PUN, debe recuperarse la inversión y el TIR de 10 %. Las diferencias, pues, son muy pequeñas, si tenemos en cuenta los beneficios para las dos partes en 25 años o más, que será, como señala la Enmienda, del 50 % de los flujos de efectivo acumulado, para cada parte. Es algo que debe meditarse, negociar y dialogar con tacto y comprensión. Sugiero a la Barrick y al Gobierno no dejarse provocar y que ambos convengan, que los mejor es el diálogo y llegar a un entendimiento razonable y mutuamente viable. No se pongan plazo cortos, que no hay apuros, apenas se empieza a exportar, pero dialoguen.

No es momento para exhortaciones de tardío patriotismo dudoso, de pedir la anulación del Contrato, de pedir que se prohíba las exportaciones de oro o decir sin base que fue un gran robo o estafa. Esta semana se ha oído de todo. Los alardes “nacionalistas” de los legisladores, chocan contra la conciencia, porque ellos aprobaron todo, y muchos admiten, que sin leer la Enmienda. El momento es de tranquilidad, reflexión y dejar a que el presidente Medina opere por las vías a su alcance y la empresa igual reflexione. De actuar unilateralmente el país, sería sometido a un Arbitraje Internacional, como se estipula en el Contrato en la parte sobre de disputas. Esto nos afectaría respecto al costo riesgo país, costo crediticio, la colocación de los bonos soberanos, quizás a grandes inversiones y entraríamos en un complejo y largo arbitraje, que difícilmente ganaría el país, pues el Contrato y la Enmienda fueron debidamente aprobados por el Poder Ejecutivo y el Congreso Nacional. No debemos exponer a la nación a riesgos que hoy no se pueden medir bien.

Hace bien el CONEP y los empresarios, que además de anhelar lo mejor para el país, tenemos empresas que invierten, crean riquezas y millones de empleos, en pedir cautela y seguridad jurídica, que no quiere decir, que no se pueda sobrevenir a cambios amigables. Los empresarios sabemos que todo es cambiable dentro de negociaciones voluntarias; es parte del juego y del comercio. Dejen al presidente Medina y su equipo solos, ellos buscan liquidez, pero con tranquilidad. Lean bien el discurso del presidente Medina, porque surge como el más sensato y realista. Sabe lo que tiene entre manos y busca un gesto dentro de la situación jurídica que ha heredado.

Por un lado, la empresa, como todas, desea reglas claras, y necesita de un clima de paz y aceptación de la sociedad y su socio. Por el otro, el presidente Medina, al final, solo desea un ligero cambio por la vía que fuera, que reparta mejor los ingresos en los primeros cuatro años. Hay que buscar la fórmula jurídica y reingeniería financiera, para que ambos puedan llegar a acuerdos beneficiosos para los dos. El tema es de liquidez y desembolsos desde el principio de las exportaciones. Parece ser cuestión de US$ 300 a 500 millones al año, o un punto intermedio, aunque la verdad no conozco la posición de las partes. Para lograr esto además de la buena voluntad, habría que renegociar aspectos del acuerdo de pago de los préstamos. El sindicato de prestamistas, en estos casos, tiene que aprobar los cambios, por lo que hay que incluirlos en alguna parte del diálogo. Y eso se puede lograr.

Finalmente, lean entre líneas lo que expresó el presidente Medina en la Asamblea. Por una parte, señaló, que: “A lo sumo, lo único que la empresa ha ofrecido es la posibilidad de adelantar el pago de impuestos futuros”. No le gustó esta idea. Pero a su vez, cuando expresó que de no llegar a una solución, cito: “someteremos al Congreso Nacional un proyecto de ley que establecerá un Impuesto sobre Ingresos Inesperados”. Pero también dijo: “El impuesto sobre los Ingresos Inesperados liquidado operaría como un crédito para el pago del impuesto de participación sobre la utilidades netas, (PUN) de 28.75 %”. Entonces si es un impuesto contra crédito del PUN, es de hecho un avance. En realidad, en ambos casos es un avance, por distintas fórmulas. Entonces existen vías de entendimiento.

El presidente Medina está siendo serio y conocedor del tema financiero y legal subyacente, cuando explicó: “la introducción del nuevo impuesto no reducirá el valor del contrato original u otorgado a la empresa”. Este punto es fundamental. El Presidente desea liquidez, pero sin abrir el Contrato sin modificar su valor en el período del proyecto. Está siendo prudente, serio, y al final, no desea negociar el Contrato ni lo considera lesivo u oneroso a la nación, para él es solo hay dos puntos, que el retorno de la inversión sea a un mayor plazo y que le desembolsen pagos o liquidez al Estado en: “los primeros años”. Por eso, señaló que de no llegarse a un acuerdo amigable, presentaría el proyecto de impuestos sobre los ingresos inesperados.

Es obvio y claro que todo Estado es soberano, puede modificar, anular contratos e imponer impuestos. De poder, puede, el caso es si le conviene o no. Para mí sería más conveniente para el país y su clima de inversiones, en vez de llegar a choques, buscar el dialogo y soluciones que sean tranquilas y amigables. Pero las partes deben ceder y entenderse. Este país se caracteriza por la estabilidad en las reglas del juego y por su deseo de acelerar su desarrollo con equidad e inclusión, con mayores inversiones y creación de miles de empleos. Por lo tanto, todos debemos esperar y anhelar que las partes sigan dialogando, que lo hagan más intenso y más abierto, hasta que se llegue un acuerdo. Ese es el verdadero interés nacional a mediano y largo plazo.

Eduardo J. Tejera
9 de marzo de 2013
http://www.eduardotejera.com

TEJERA CUESTIONA LA RELACIÓN GOBIERNO, PLD Y BARRICK

El economista Eduardo Tejera dice no entender la razón la razón de esta repentina ofensiva del Gobierno y los legisladores del PLD, contra el Addendum suscrito el 15 de septiembre de 2009, que modificó partes importantes del Contrato original con la Placer Dome del 25 de marzo de 2002, que era más ventajoso a la nación. Tejera dice que es sorprendente escuchar, después que la Barrick invirtió más de US$ 3,100 millones y sin empezar a exportar todavía, que ahora desean denunciar el Addendum, que es el documento más sensible y urgen por una renegociación, por los mismos que aprobaron sin leerlo. Salta a la vista, que el PLD es el culpable, de lo bueno o malo que tenga el Contrato, porque en su momento lo pudo cambiar y actualizar, o mejor dicho, fue el negoció y firmó el Addendum del 2009, que sorpresivamente cambió la fórmula económica y el canon fiscal. ¿Habrá responsabilidades sobre los que negociaron esas modificaciones económicas-fiscales?, que realmente no son muy ortodoxas ni las mejores condiciones para la nación.

Es esta ofensiva contra la Barrick?, o el interés es político contra el ex presidente Fernández y los Ministros que negociaron y firmaron el Addendum, que de paso siguen siendo Ministros actuales? O será para distraer al pueblo sobre el impacto del paquetazo, las denuncias de corrupción y recuperar popularidad? Qué hay detrás? Por qué los legisladores peledeístas lo aprobaron alegremente, y algunos dicen que sin estudiarlo, y ahora, se sienten “arrepentidos”, dicen que fue “un error” y que es “dañino al interés nacional”. Estas afirmaciones de los señores que aprobaron todo, son alucinantes y debería acarrearles responsabilidades políticas. Quizás algunos Ministros y legisladores que negociaron y firmaron deberían demitir, por incompetencia, ligereza o por lo que sea.

Es sorprendente también escuchar a funcionarios actuales, decir, que cualquier renegociación no afectará la estabilidad jurídica o a la inversión extranjera. Eso no es cierto. Si el Senado o la Cámara aprueban una Resolución, abriendo el Contrato o su Addendum, entonces politizará el tema y sí le traerá problemas al país. Detrás de la Barrick están varios bancos internacionales que financiaron parte del proyecto, incluyendo a Export Development Canadá, agencia oficial de crédito del Gobierno canadiense. Qué pensará el Gobierno de Canada? Ellos se verían afectados, porque aprobaron un Plan de Negocios y modelo financiero, que firmaron los representantes del Poder Ejecutivo dominicano y aprobó un Congreso. No es eso un raro espectáculo legislativo?

Para Tejera es indudablemente chocante y bananero, que los legisladores del PLD aprueben en 2011 un Addendum importante hace tres años y ahora lo denuncien, por lesivo al país. Entonces por qué aprobaron la nueva versión del Addendum, que mandó el Poder Ejecutivo de entonces. El economista recomienda que el Congreso deje estos temas tan delicados al presidente Danilo Medina y su equipo. Recomienda que no politicen el Contrato-Addendum, y sus posibles ajustes. Tejera estima que de mutuo acuerdo se puede y debe renegociar partes del flujo de caja del proyecto, el Plan de Negocios, sin que la Barrick y los bancos, se vean afectados en el valor del flujo de efectivo acumulado total en el tiempo. Algo de reingeniería financiera.

El Gobierno podría negociar que se reciba más ingresos en la actualidad, sin esperar que se paguen los préstamos o se llegue al TIR de 10%. Eso es sano y ortodoxo. Hay soluciones financieras convencionales, pero sin politiquerías. En el pasado se renegociaron varios contratos, pero de manera directa, amigable y si aspavientos, y sin poses nacionalistas populistas, como sucedió con la Falconbridge y otros contratos. Y no pasó nada, pero siempre se actuó con tacto y mucha prudencia de Estado y de mutuo acuerdo.

Eduardo J. Tejera
4 de febrero de 2013.

La Necesaria Unificación del PRD

La unificación del PRD es una necesidad no solo del partido como catalizador de masas y ciudadanos de todas las esferas, sino también porque es una fuente de ideas democráticas y de anhelos de justicia social. Asimismo, el bipartidismo es un factor determinante del equilibrio de la débil y frustrada democracia dominicana. La pluralidad de instituciones políticas ha sido uno de los factores esenciales en la lenta construcción de un estado de derecho democrático desde el 1961 que hay que preservar. El país urge de un PRD unido, para realizar una oposición activa y determinante.
Ahora a finales de 2012, el PRD nuevamente en su historia vuelve a estar dividido por razones de intereses políticos y por causas personales. El PRD se dividió en tendencias la primera vez desde su fundación en La Habana en 1939, 1963, 1973, 1986 y en otras ocasiones. Es su manera de reciclarse, caerse y de volver a pararse con renovadas energías. Ahora los altos dirigentes están desunidos en varias facciones, pero no lo está la inmensa mayoría de la militancia del partido, ni de sus seguidores de la sociedad no partidista. Las mayorías de las bases y el gran público del PRD siguen unidos, sufriendo esta nueva crisis y la hegemonía total del PLD con sus socios. Pero el PRD es historia y es un blasón de principios políticos y es el partido del pueblo.
Muchos piensan que el partido está dividido solo por dos tendencias, la de Miguel Vargas y la de Hipólito Mejía. Eso es parcialmente cierto, pero no es la verdad total. Debajo de estas dos personalidades, existe una militancia política de varias generaciones y de distintos niveles, provinciales, municipales y distritales, que está unido por la tradición y ellos son la esencia del PRD. Para esta inmensa mayoría lo único importante es la vigencia y unidad del partido y su lucha para llegar al poder nuevamente.
Todos los altos y medianos dirigentes deberán escuchar el latir del corazón de los perredeistas, que están ya cansando de pleitos internos, que desde arriba los dividan entre uno y el otro y por fuerzas externas. Históricamente, la militancia y las masas del PRD son del PRD y no tienen dueños ni se alquilan. Desde hace décadas han habido distintos líderes y candidatos que se han peleado entre sí, pero al final, la militancia decide con sus votos y se emerge la figura más popular a lo interno del partido y hacia la sociedad.
Miguel Vargas dice que él representa la institucionalidad, pero no confía en su poder en los órganos del partido y no convoca libremente a la Comisión Política y otros Departamentos. Tiene los resortes administrativos en sus manos y cuenta con el apoyo externo de los enemigos del PRD. En el fondo, Miguel es lo menos institucional y no aplica una dirección colegiada y respetuosa de los organismos Estatutarios. Miguel debe revisarse, todavía es joven, y debe ejercer su función y jugársela en buena lid en la Comisión Política. Si no gana en esta Comisión, sería casi imposible que pueda ganar las primarias del partido y luego las elecciones del 2016. Solo un partido unido puede ganar y alcanzar el poder.

Hoy gerencia el partido por una Resolución externa, del Tribunal Superior Electoral, que ha dictado nuevas e ilegítimas reglas, sustituyendo a los Estatutos. Algo inaudito y miserable. Un despotismo ilustrado jurídico de complacencias y comodidades, totalmente anti democrático. ¿Por qué Vargas no convoca a la Comisión Política? ¿Cuál es el temor? ¿Se siente o no con la mayoría? Peña Gómez hasta en los peores momentos de división del partido, siempre operaba a través de la Comisión Política y el CEN. ¿Por qué no se convoca ahora, acaso no es esto lo más institucional?

Hipólito Mejía quien ha demostrado ser un líder de masas y una fuerte personalidad política, con la que hay que contar, por sus simpatías y por el número de votos que obtuvo en las pasadas elecciones, también tiene que cambiar a los nuevos tiempos. Hipólito es Hipólito y su carisma y energía puede mover voluntades y al pueblo. Pero el mismo Hipólito tiene que evolucionar al compás de las nuevas generaciones y de la inmensa juventud. Los dirigentes históricos también tienen que cambiar de ideas y estilos de hacer y comunicarse políticamente. La alta dirigencia del partido es la misma desde hace décadas. El país joven desea ver nuevos rostros, desea gente joven y mujeres.

Si el PRD desea ganar las elecciones, de arriba abajo tendrá que cambiar y abrir espacios nuevos. La militancia y las bases también tienen que cambiar la forma de hacer política. Hay que darle cabida legal, política y reconocer el enorme espacio de la juventud dentro del partido. A la juventud hay que darle una cuota de las posiciones en todos los niveles, como el 25 % de las Senadurías, Diputados, Alcaldes y Regidores, igual que el 25 % de la mujer. Igual a dirigentes y profesionales de distintos Departamento del partido. Esta fórmula ecléctica serviría para realizar una transición suave y sin traumas, utilizando lo mejor de todos sus miembros y de diferentes edades.
El PRD para ganar necesita el voto y la simpatía de la masa silente, los indecisos, el voto de la mujer y juventud externa al partido. Si seguimos divididos, seremos muy mala oposición y seguro que el partido no tendría la fuerza unitaria para volver al poder. Pero además de unidad, tiene que cambiar el discurso, volver a las ideas, algunas formas de hacer políticas y mejorar toda la administración y logística del partido. Solo se gana atrayendo a la clase civil. Para captar la atención y apoyo de la juventud indignada en las calles, el PRD y sus dirigentes tiene que cambiar mucho. Pero puede hacerlo y lo ha hecho en el pasado.

Hoy por hoy nadie cuenta con los jóvenes y las mujeres, de acuerdo al peso que en votos y simpatías ellos representan. Esto tiene que cambiar. La juventud es el futuro, sin juventud, que son la mayoría de votantes del país, no hay futuro. El PLD y su corte a sueldos y prebendas, acusan a la juventud rebelde de delincuentes, monigotes, resentidos, idiotas, y todo tipo de epítetos peyorativos, que solo demuestran los retrógrados que se han convertido. Lo perdido que están en la estratosfera. No comprenden la nueva ola de rebeldía. La vieja izquierda ahora acusa salvajemente a la juventud que se expresa con libertad. No aceptan su indignación y rechazo en las calles. Son los nuevos reaccionarios.

Pero lo primero que tiene que hacer el PRD es poner la casa en orden. Tiene que convocar a una Comisión Política antes de fin de año, ponerse mínimamente de acuerdo en procedimientos, y reafirmar y convocar la Convención General del partido en junio de 2013, para renovar sus cuadros gerenciales a todos los niveles. Después vendrían las primarias del partido para elegir a todas las candidaturas. Los que se creen líderes y jefes, se la tendrán que jugar en la gallera de los votos. Deberán someterse a la democracia interna institucional de la organización.
El Tribunal Superior Electoral y la JCE, no deben inmiscuirse en la lucha partidaria, ni controlarlos, porque matarían por la vía jurídica la esencia de los partidos políticos y la democracia. Actuarían como una Inquisición. Esta manipulación de las Cortes es sumamente peligrosa, más cuando son influidos por los poderes del oficialismo.

Quien no quiera convocar a la Comisión Política, entonces es un enemigo de la unión, de la renovación y de la consolidación del PRD para llegar al poder en el 2016. Es, en efecto, un enemigo del partido, pues lo condenará al fracaso o a su desaparición. Todo está en juego.

Eduardo J. Tejera
27 de noviembre de 2012

COLAPSO Y FRAUDE FISCAL: CONSECUENCIAS

Finalmente, después de diez meses el gobierno informó sobre la real situación económica que había heredado y la ruda realidad de un gran colapso de las finanzas públicas. Durante la campaña electoral se secuestró la información y se engañó el país, para un partido mantenerse en el poder. Leyes de información pública de cada Ministerio fueron violadas y no ofrecieron datos fiscales sobre la realidad hasta ahora. Es evidente para todos, que el fue objetivo de mantenerse en el poder, seguir con el continuismo y proteger la impunidad de muchos corruptos y hechos delictivos en las obras del Estado. Esa es la verdad. Tal desinformación y engaño, se le puede llamar el Fraude Fiscal, cometido a la nación.

Fraude en español directo es mentir, distorsionar información, engañar, y falsear la verdad. Eso es lo que ha sucedido. En un día, el 4 de octubre el Gobierno ante el CES pasamos desde la versión del PLD de una economía blindada y súper estable y sana, a una terrible crisis fiscal, que el mismo Presidente Danilo Medina calificó de “muy difícil” y hasta argumentó, que se aprueba el paquete tributario, o se cae la economía. Por supuesto, que es una gran hipérbole. Con singular desdén algunos Ministros ahora están diciendo exactamente lo contrario de lo que dijeron durante un año y en la campaña. La misma gente co-responsable del enorme déficit fiscal, del derroche y descalabro, ahora repiten que tenemos una grave crisis económica, y desesperadamente urgen e insisten con provocación, que el país tiene que aceptar más sacrificios y aprobar el parche tributario, tal como ellos desean, sin reales recortes del gasto clientelista.

El Déficit Fiscal y Sus Responsables.

El Gobierno y su Equipo Económico al fin agobiado por las presiones y falta de dinero, dijo la verdad. El Gobierno explicó, lo que ya se conocía, que el déficit fiscal del Gobierno Central para 2012 se estima en 6.5 % del PIB o RD$ 148,000 millones y el déficit del Gobierno consolidado de 8 % del PIB, o RD$ 188,000 millones. El misterio quedó desvelado; la economía anda muy mal con un precario equilibrio macroeconómico. Hubo, pues, un silencio engañoso, un fraude moral contra la ciudadanía, que ha puesto en evidencia la falta de institucionalidad y las violaciones legales en materia de finanzas públicas. Se cometió, pues, un fraude fiscal.

Quienes son los responsables de este desastre auto infligido? Por qué se actuó de manera tan irresponsable, solo por malas políticas económicas, para ganar las elecciones o también por la corrupción en las obras públicas y más de US$ 2,000 millones que el Congreso aprobó de octubre 2011 a julio de 2012 de múltiples proyectos de las ambiciosas empresas brasileñas que se prestaron a toda sobrevaloración e indirectamente afectaron los resultados de las elecciones. Mucho dinero corrió de estos contratos de obras. Todos estos contratos vigentes y aprobados por el Congreso deben ser abiertos y revisados por el actual Gobierno. Se podría ahorrar dinero y con esos fondos realizar más obras públicas necesarias.

El Gobierno, el ex presidente Fernández y el PLD, sabían esta situación, la planearon, por eso dejaron caer el Stand-by con el FMI, pues deseaban manos libres en el gasto presupuestario que se elevó en 44 % en este año, por encima de los ingreso fiscales que aumentaron un 12 % sobre lo ejecutado en el 2011, violando las Ley de Presupuesto, Ley de Contraloría, Ley de Crédito Público y la Constitución. El aumento del gasto en 44 % fue extravagante. No cumplieron a propósito con la programación presupuestaria de 2012, aprobada por el Congreso, de ingresos y gastos mensuales. La meta fue ganar las elecciones a todo costo. Pero esto lo sabe todo el país, de ahí la indignación y rechazo al paquete tributario. Simplemente, no hay confianza y credibilidad, y el país, empresarios, obreros y sociedad civil se oponen a pagar con impuestos los excesos de una élite política.

Y ahora, para colmo, nos quieren vender la idea, que no es importante investigar ni saber la verdad y los pormenores de los gastos. Por qué no son importante, en una sociedad abierta? Ocultan algo más? No será importante para el Gobierno y los mismos Ministros, pero si es muy importante para la sociedad civil, los empresarios, sindicatos y la nación, como ente pensante y moral. Hay que investigar y buscar lo culpables y deben responder, como servidores públicos, por sus hechos, como todos los ciudadanos, en un estado de derecho.

Que no aleguen que buscar e investigar corruptos, es percusión política, no aleguen que investigar los causante del enorme déficit, es para dañar imágenes. Eso es justificar su auto impunidad. Eso es ser anti democrático y considerarse por encima de las leyes. Nadie alegó esos argumentos cuando persiguieron al ex presidente Jorge Blanco en 1986 y a un grupo de excelentes profesionales, y un verdugo los metió en la cárcel, solo por razones políticas. Por eso, los representantes del Gobierno anterior deberían responder y explicar por qué y cómo se produjo este desastre. La mayoría de tecnócratas del Gobierno, están dispuestos a informar y cumplir su deber, salvo una minoría política, comprometida. Debe haber sanciones a los responsables, pues violaron la Ley de Presupuestos y la Constitución.

Consecuencias del Paquete Tributario.

Este fraude fiscal, de ocultar el déficit de RD$ 188,000 o 8 % del PIB millones es tres veces peor y más fuerte y duradero que la crisis del fraude bancario del 2003. Durante tres o cuatro años o más sufriremos el aumento del costo de la vida, más impuestos, menos ganancias-dividendos, disminución del salario real, pérdidas de empleos y un durísimo golpe a la clase media y a los pobres del país. Con esta grave crisis fiscal y la reforma de parche tributario propuesta, se auto liquidó las esperanzas de un Gobierno con un deseo de mayor inclinación social.

El insensible paquetazo de más impuestos, sin ningún sacrificio del Gobierno, de recortes de gastos, reducción de salarios y cancelaciones de botellas, es una bofetada a la nación. La propuesta tributaria del Gobierno aspira a recaudar RD$ 55,000 o el 2.2 % del PIB en nuevos impuestos sin cambiar nada de la política de gastos superfluos, clientelistas y populistas. Esto es anti democrático y socialmente injusto. Creemos que tendrá más ingresos con todos los impuestos propuestos. Podría recaudar entre RD$ 55,000 a RD$ 70,000 millones del sector privado y del pueblo. Por otro lado, este gran ajuste tributario es de hecho una política de recorte, pues le quitas y transfieres esta cantidad de recursos de los creadores de riqueza, lo que generan empleos y del pueblo consumidor, y se los pasas al Gobierno y su Presupuesto. ¿Quién crea más riquezas el sector privado, o la burocracia gubernamental?

Los economistas oficiales deben recordar la teoría del multiplicador de inversiones, con su tesis de propensidad marginal de consumo y la propensidad marginal de la inversión, de los enlaces hacia de adelante o hacia atrás. Partiendo de un nivel de personas empleadas 4.0 millones y una población económica activa (PEA), de 4.6 millones, no es lo mismo que el Gobierno mantenga un alto gasto en nóminas que alcanzan 650,000 burócratas, que representan el 15 % de la población empleada, en contra de 3.4 millones de la población activa, que representan ahorradores y el consumidores. Hay que preocuparse además por los 14.8 % sin empleos o, 653,000 personas buscando trabajo. Es mejor dejar más dinero y no penalizar con más impuestos a los 3.4 ciudadanos empleados que ahorran más, invierten más y crean más riquezas, que con el multiplicador, aumentarán más la demanda efectiva, el ingreso nacional, y crearán más empleos. Eso es Economía I y Macroeconomía I.

Según el Informe del Primer Semestre del Banco Central, señala; “Dentro de los componentes de la demanda agregada, el consumo privado, variable que representa 87.7% del PIB, presentó una reducción en su ritmo de crecimiento, al expandirse 2.2% durante los primeros seis meses del año. El consumo público, se incrementó en 13.3% en comparación con igual periodo del año anterior”. No es esta caída del consumo privado preocupante, y una señal clara que un monto total de impuestos del 2.2 % del PIB, afectará aún más al ahorro, consumo y la inversión, de la mayoría de la población y, por consiguiente, afectará negativamente a la economía, el costo de la vida, los costos de producción de bienes y servicios, perjudicará la competitividad, y la creación de empleos. El paquete de impuestos traerá recesión y mayor desempleo. No se crearán nuevas plazas de trabajo, como desea con razón el Presidente Medina. Recuerden como el paquete de impuestos de diciembre del 2000, golpeó a la economía y la sumergió en recesión por varios trimestres. Esa es una lección de nuestra historia reciente. No repitan lo mismo, salgamos del círculo vicioso de cometer el mismo error.

Esa transferencia enorme de fondos de los impuestos, es un recorte de gastos privados, para sostener el aparato del Estado menos productivo, sin reducción de nóminas, sin reducción de salarios, sin eliminar extraordinarias pensiones, auto liquidaciones, barrilitos millonarios de los Congresistas, y todo tipo de dispendio. Todos sabemos que la nómina pública aumentó de 420,000 en el 2009 a 650,00 empleados en la actualidad. Se puede justificar este hipertrofia del Estado? Acaso no van a reducir el gasto? Está obligado la sociedad civil pagar este aumento vertiginoso del gasto clientelista? Es justo, es ético, es por último, buena economía? Claro que no. Eso requiere cirugía y recortes, como realiza toda Europa.

Subir el ITBIS del 16 % al 18 % es un abuso al consumidor y es regresivo (porque los pobres, trabajadores y clase media baja gasta el 100 % de sus ingresos en productos gravables) y afecta y sube el costo de la vida y penaliza el consumo, imponer un 10 % de ITBIS a los bienes y servicios exonerados también afectará al trabajador y la clase media. Un 10 % a los dividendos, más el 29 % del ISR sube la tasa efectiva al 36 %, que afectará negativamente a los inversionistas y los modelos de negocios, más el 10 % sobre los intereses de depósitos. Aplicar un 10 % a las zonas francas en momentos que se recuperan gradualmente es pésima política, igual que eliminar incentivos a la incipiente industria del cine, cargar con más impuestos al turismo es muy negativo y reduce la competitividad cuando debe hacerse lo contrario, y la estabilidad contractual con los operadores de tours.

Igual aumenta los bolsillos del contribuyente el aumento el impuesto selectivo al consumo a todas las bebidas alcohólicas que consume el pueblo, cervezas y ron, es otro golpe a su estilo de vida y de consumo. Aumentar los impuestos a ciertos combustibles y gasolina penaliza más al consumidor. Eliminar los incentivos a la energía renovable, es simplemente un error garrafal, contrario a lo que hacen todos los países, y así con otros impuestos. Todo el paquete tributario, sin ajuste y racionalidad de gastos, es inflacionario, lo pagará el pueblo consumidor, clase media, los pobres y ricos, todos por igual. Los industriales, la constructores, los hoteleros, todos tendrán un aumento de sus costos, por tanto sus productos se venderán más caros.

Hay Ministros, Senadores y Diputados del PLD que para colmo de la tontería y desfachatez, han señalado, que nadie de debe preocuparse, que ningún impuesto afectará a los pobres, ni al turismo, ni a las zonas francas, ni al productor o los industriales. La reforma perfecta y única en el mundo, será neutral. Eso es una provocación irritante, que radicaliza más al pueblo y la sociedad civil y empresarios en contra del paquetazo. Por eso ha recibido el rechazo general del país. Después acusaron al FMI del problema eléctrico y fiscal, y este organismo se disgustó y su subdirector Miguel Savastano, lo desmintió, y declaró, que es” La absoluta responsabilidad de las autoridades dominicanas” También dijo sobre el déficit “resulta que fue más alto, pues el gobierno anterior decidió recaudar menos y gastar más, y eso fue lo que el nuevo gobierno se encontró”. Por último en una reciente expresión infeliz, el ex presidente Fernández, expresó que hasta la crisis del fraude bancario del 2003 tiene la culpa.

Parece que los funcionarios y congresistas del PLD embriago en el poder han perdido contacto con el pueblo y la realidad. Que escuchen el clamor popular, que escuchen a la sociedad civil, pues sino un día se van a encontrar un pueblo indignado en un otoño dominicano. Confío en la prudencia del Presidente Medina, su innata cautela, para que revisen el paquete con ánimo de cambiarlo vía consenso, con sacrificios reales de ambas partes, con mayor equilibrio. Todos deseamos que el país se recupere, marche bien y regrese a una senda de crecimiento sano, con estabilidad. Aquí nadie desea lo malo para la nación, ni la oposición política ni nadie. Todos deseamos que Medina tenga éxito.

La Supuesta Austeridad.

El Gobierno no se plantea seriamente disminuir el gasto y desea seguir con los mismos niveles de este año. Sin embargo, si desea equilibrio y contrapeso debe ajustar y reducir sus gastos en 2.0 % a 2.5 % del PIB y mostrar real austeridad de gastos superfluos y clientelistas. Debe reducir los diferentes gastos en alrededor de RD$ 50,000 millones. Tiene, pues, que realizar recortes de gastos, manteniendo el 4 % o poco menos, para la inversión pública y mantener el 4 % a la educación. Debe programarse un Presupuesto Nacional, alrededor de un 10 % superior al Presupuesto del 2011. Es obvio que los niveles que se ejecutarán en el 2012, no se pueden usar de referencia, porque están viciados, por el enorme déficit de 6.5 % del PIB del Gobierno Central y 8 % del Gobierno consolidad. El 2012 no sirve de ejemplo o parámetro.

Hay varios ejemplos de cómo bajar el gasto, no la inversión. Congelar las nóminas, no es una política de recortes. Eso lo hizo Balaguer doce años. Se deben reducir los salarios en forma escalonada, los más altos salarios con una quita de 30 %, le sigue otra escala de 20 %, y así hasta 10 % de descuento por dos años. Ninguno de estos niveles es pobre. Esto lo hizo el Jorge Blanco por Decreto al mes de subir al poder y lo fiscalizó el eficiente, pulcro y severo Controlador, Lic. Bienvenido Brito. Recomiendo que le pidan consejos al Lic. Brito. Debe eliminarse como 100,000 nominillas y botellas. El Estado no puede, y menos, sin dinero, mantener una fuente de clientelismo del PLD y sus alianzas.

Eliminar en el Congreso los millonarios barrilitos y las dos exoneraciones de vehículos para que den el ejemplo, sino cómo se justifica quitar incentivos y gravar al turismo, la energía renovable, a la industria cinematográfica, al combustible, y no a los legisladores. Esas exoneraciones son el peor sacrificio o gasto fiscal, además de ser una barbaridad, que no existe en ningún país. Que los legisladores se bajen un 20 % sus sueldos. Con todo este ahorro, por lo menos que suban en un 10 % o 15 % el salario mínimo de los empleados públicos. Corten arriba y suban abajo. Eso es justo y buena economía.

En aspectos de política económica, sugiero que negocien con el FMI modificar la Ley de Capitalización de 10 a 25 años, para sí bajar el gasto den cubrir el déficit cuasi fiscal de RD$ 25,000 millones anuales, a transferencias quizás no más de RD$ 10,000 millones. Ahí se produciría un ahorro de RD$ 15,000 en gastos de transferencias al año. El FMI había aceptado extender a 15 años la ley, ahora con este hoyo fiscal, es necesario 25 años. Esto es muy factible. Creo que se deben reestructurar algunos préstamos de la deuda externa y algunas emisiones de la deuda interna.

Es inviable el alto servicio de la deuda externa de capital e intereses de US$ 1,908 millones y de la deuda interna US$ 1,476 millones en el 2013. Ambos un 5 % del PIB y absorben el 45 % de los ingresos ordinarios del Presupuesto. Altísimo. Hay que enfocar este tema de la renegociación parcial y deferidos reestructurados del 2013-14. No entro en el tema de la crisis financiera del sector eléctrico y subsidio, porque en sí es más complejo y escapa el alcance de este artículo. Pero el Gobierno debe ponerle un tope al subsidio de US$ 800 millones, y de ahí para adelante el sector busque su auto solución.

Como hemos señalado el presupuesto del 2013 no puede ser expansivo, debe ser similar al de 2011 o un 10 % de aumento. No más. El plan de estímulo que lo desarrolle y ejecute el sector privado, y el sector público que se sanee y equilibre, que ponga su casa en orden. El gasto corriente primario (sin intereses de la deuda) debe ser cerca del 10 % del PIB. Hasta ahora el Gobierno solo ha señalado algunas medidas administrativas que le podría ahorrar RD$ 7,600 millones al año, pero en verdad muy pocos confían en el real cumplimiento de las medidas de topes de gastos en viajes, teléfonos y gastos representación. En caso que se cumpla, es realmente una gota de arena.

Credibilidad del Gobierno.

Uno de los mayores problemas que tiene el Gobierno y el PLD, sino el mayor, es la absoluta falta de credibilidad. No hay confianza en el país en la capacidad y voluntad de realizar una reducción de gastos y un reparto equilibrado del dracónico ajuste fiscal. Cuando no existe credibilidad, el país no le va a brindar su apoyo a un oneroso paquete fiscal, que afectará los bolsillos de todos los ciudadanos y que repercutirá negativamente contra la producción, la competitividad y la justicia social. Los pobres, la clase media y la clase media baja, pagarán más caro todos los bienes y servicios, menos la canasta familiar. Pero todo lo demás será más caro, televisores, radios, ron, cerveza, motocicletas, bicicletas, tractores, electrodomésticos, carros, viviendas, cigarrillos, computadoras, trasporte urbano, gasolina, la electricidad y toda la comida en general. La lista es de 295 bienes y servicios que serán gravados con un ITBIS del 10 % y la mayoría del 18 %, más los aumentos de los impuestos selectivos al consumo.

Porque no es cierto que los pobres solo viven de plátanos, víveres y carne fresca. Ellos también tienen y desean más los bienes y servicios de una vida moderna. Es que van a condenar a los pobres a comer, plátanos, víveres y carnes frescas y ellos no tiene derecho al consumo de bienes esenciales y rutinarios de una sociedad en movimiento y crecimiento. Dejar sin ITBIS a la canasta familiar, es lo mínimo que se puede hacer. Pero no es ni por asomo, lo que aspiran los pobres, los trabajadores y los distintos niveles de la clase media. Esto no es política social. Los pobres y trabajadores aspiran también a subir, a ser clase media, o pequeños burgueses y burgueses en la vieja jerga peledeísta, como han subido en toda la escalera, los militantes y funcionarios del PLD. Todo son dominicanos, con los mismos anhelos. No desean ver limitados, sus ya limitados presupuestos familiares.

La sociedad civil, de pequeños y medianos empresarios será golpeada, los trabajadores, los profesionales, los empleados públicos, los empleados privados, que son la gran mayoría en el país, todos desconfían de la falta de trasparencia, institucionalidad, de la alta corrupción rampante y de la forma que usan los recursos de los impuestos. Hay un sentir nacional en contra de este paquetazo, por el rechazo al abuso y despilfarro del presupuesto y por las obras sobres valorados y la corrupción. No hay confianza, simplemente. Este clamor lo tiene que escuchar el Gobierno, el Presidente, sus Ministros y los Congresistas oficiales. Se les fue la mano fiscal y por mucho, después de seis reformas o parches tributarios, como resultado nadie quiere más impuestos y pagar con su dinero la maquinaria ineficiente e hipertrofiada del Estado. Como políticos deben oír el sentir del país. Por qué es un abuso anti democrático que 32 Senadores y parte de 186 diputados, decidan por 11 millones de dominicanos. Ellos representan al pueblo y deben escuchar y votar de acuerdo al sentir de sus votantes, no a su clan corporativo político. Escuchar al pueblo es democracia.

El ciudadano no desea pagar jubilaciones de RD$ 651,000 mensuales, los millonarios barrilitos regalados, exoneraciones de carros, lujosos sueldos, extravagantes jubilaciones y 200,00 excesos de empleomanía pública y botellas clientelistas. Y ese funcionario que se auto adjudicó una jubilación tres veces mayor que un ex Primer Ministro españoles o francés o cualquier congresista norteamericano o canadiense, no es el único. Existen cientos de altísimos sueldos, jubilaciones, liquidaciones y privilegios. Entiendo que si el Gobierno y el Presidente Medina desean un apoyo del país, deben cambiar todo estos excesos y reformular sus conciencias y su política económica y fiscal. Sin credibilidad, no creo que habrá apoyo, y tendrán que imponer este oneroso paquetazo, con su mayoría mecánica en el Congreso, pero solos, sin la complicidad ni apoyo de las clases vivas del país. Esa es mi interpretación de la historia y del latido del alma nacional.

Conclusiones.

Recomiendo al sector privado en el CES, a los académicos y sindicalistas y asociaciones, postergar toda decisión sobre este paquete tributario, hasta que se conozca tres hechos o negociaciones; una, hasta que se sepan y expliquen las condiciones y facilidades de un nuevo Acuerdo con el FMI, hasta que se conozca y se negocie la magnitud y monto del próximo Presupuesto del 2013, y tres, hasta que anuncien y consensuen, la política de endeudamiento externo e interno para el 2013. Negociar y pactar solamente un parche tributario como el presentado, no tiene sentido. Hay que negociar todo simultáneamente. Las tres patas de la mesa, de un mismo problema fiscal, externo y económico. Se debe negociar y pactar todo a la vez, y que el Gobierno se ajuste y baje gastos clientelistas y superfluos en más de 2 % del PIB. Que de él ejemplo primero. La credibilidad está en el suelo para pedir más sacrificios. Hay que recordar que los pueblos tienen límites a su paciencia y tolerancia.

Eduardo J. Tejera
15 de octubre de 2012

La Economía, el Verano y el Futuro Gobierno

Después de unas costosas y dramáticas elecciones, el país regresa a su calma durante este verano de transición de Gobierno. Todo parece en esta fase lento y de descanso. Pero el 16 de agosto tomará posesión el Presidente Electo, Lic. Danilo Medina. Para muchos será una Gobierno con las mismas políticas económicas y sociales que la actual administración. Es el mismo partido PLD, sus dirigentes y militancia la que se queda en el poder y con sus mismos aliados que exigirán muchos cargos y cuotas del pastel. Otros esperan cambios y anhelan una reorientación de la política económica y social. Desean algo distinto.

La economía se ha deteriorado mucho por el costo de las elecciones y por el uso masivo de los recursos del Estado en la campaña. De hecho, para agosto Medina heredará un Presupuesto con RD$ 70,000 millones de déficit o más. El triple del déficit aprobado en el Presupuesto Nacional del año. Tendrá deudas a suplidores y contratistas superiores a RD$ 20,000 millones, más las deudas a Refidomsa, a la CDEEE. Y el país lleva cinco años de déficit fiscal financiado con inversiones externas, altos préstamos externos y movimientos de capitales favorables. Pero el endeudamiento externo, ya no se podrá seguir utilizando tanto. Ya existen límites internos y problemas bancarios en Estados Unidos y Europa.

Vendrán grandes decisiones de política económica y fiscal. Sin el FMI o con un débil Acuerdo Precautorio que se desea, la realidad forzará a reducir el subsidio a la CDEEE y aumentar gradualmente las tarifas eléctricas. El servicio de la deuda externa para el 2012 es de US$ 1,123 millones, de US$ 1,908 millones para el 2013 y de US$ 2,320 millones para el 2014. Y el servicio de la deuda interna es de RD$ 67,092 millones para el 2012, RD$ 57,147 millones el 2013 y RD$ 65,253 millones en el 2014. Para este año el servicio de la deuda pública global consume el 45 % de los egresos del Presupuesto o el 5 % del PIB. Una presión de pagos casi insostenible, que limita y amarra al Gobierno. En otro orden, las reservas netas han bajado en US$ 700 millones de finales de diciembre a junio 8, 2012.

Lamentablemente, el Gobierno debería reducir los gastos superfluos, reducir las nóminas y eliminar las nominillas-botellas y reducir los altos salarios. Debería ahorrar cerca de RD$ 40,000 millones o más. Ahora si Medina mantiene su posición de no cortar gastos ni salarios, se tendría que ejecutar una reforma tributaria inmediata del orden del 3.0 % del PIB, como mínimo. No será por ahora una reforma fiscal integral, pues no tiene el tiempo, será simplemente un parche tributario para llegar a diciembre. Algo muy fuerte para la clase empresaria productiva y la clase media consumidora. Subirán los impuestos, como ya había recomendado el FMI, en su Informe de diciembre de 2011.

El nuevo Gobierno debería repartir la carga del ajuste fiscal que tendrá que realizar, para ser más aplicado al mismo gobierno entero, que al sector privado empresarial y al pueblo consumidor. La locomotora del crecimiento con mayor equidad deberá ser el sector privado, con apoyo, incentivos, facilidades de créditos al productor, a las Pymes, al micro crédito y a las exportaciones. Hay un fenómeno que parece preocupante. Por un lado, el Gobierno tiene un enorme déficit fiscal de más de RD$ 70,000 millones como señalé, por lo cual no podrá seguir dedicando mayores recursos a obras públicas, solo las que tiene financiamiento externo y asignar el 4 % a la educación. A la vez, el crédito bancario al Gobierno consolidado aumentó en RD$ 5,429 millones de diciembre al 8 de junio, mientras que los depósitos bancarios públicos del Gobierno disminuyeron en RD$ 13,000 millones, todo lo que confirma la iliquidez del Gobierno y las presiones del déficit fiscal creciente.

Pero por el lado del sector privado, está pasando una desaceleración. El crédito bancario privado ha descendido en RD$ 7,000 millones, de diciembre a junio 8, mientras que los depósitos bancarios han aumentado en igual período RD$ 34,525 millones. La banca solo ha prestado el 20 % del aumento de los depósitos. Por qué la banca no presta más o por qué el sector privado no demanda más créditos. Esta disminución del crédito es culpa de la banca, o de los sectores productivos? Pero algo está ocurriendo negativo para el sector privado. Considero que se deben bajar aún más los intereses, para incentivar la demanda de créditos bancarios y flexibilizar las normas prudenciales y algunas reglas.

Finalmente, no se aprecia en el ambiente nacional un gran entusiasmo por el cambio de Gobierno, como tampoco se discuten ni se conocen nuevos y esperanzadores proyectos. El verano parece un sedante a la sociedad y al pueblo. El Gobierno saliente pierde naturalmente velocidad, y al Presidente Electo Medina y su equipo político y económico le faltan ánimo y planes de grandes políticas e iniciativas. Hace falta mayor efervescencia y energía dentro del PLD y en las futuras autoridades, donde todo aparenta rutina y continuismo. La misma gente, las mismas políticas y el mismo discurso.

Sin embargo, el empresariado y el pueblo anhelan cambios que beneficien a los negocios, al empleo y la producción y las mayorías nacionales desean mayores ingresos, trabajos y un menor costo de la vida. Urgen cambios en la orientación de las políticas económicas y sociales. El país está callado, pero esperando el anuncio de nuevas políticas económicas y sociales, no solo el cambio de un pequeño grupo de funcionarios.

Eduardo J. Tejera
18 de Junio, 2012

Golpe a La Democracia y Gobierno de Medina

No caben dudas que aunque terminó el traumático proceso electoral, toda la nación sabe y reconoce, que la democracia sufrió en calidad y madurez. Quedó una mancha y un mal sabor. Realmente retrocedimos, como en los años 1994 y 1996. Todo el poder del Estado se utilizó sin pudor, la compra de cédulas y delegados, el dinero del Gobierno fue gastado más de RD$ 40,000 millones, más de 30 canales de televisión y casi todos los programas de televisión y radio fueron comprados para atacar a Hipólito Mejía y al PRD. Fue algo avasallante, inmoral y muy poco democrático. Parecían los tiempos de Balaguer. El Estado se impuso. Esa es la verdad histórica.

El amigo Hipólito debe sentirse que no perdió las elecciones, como no las perdió el querido Peña Gómez en el 1994, simplemente no llegó a la presidencia. Que es otro tema. Se debe sentir contento pues aún con toda la batería del poder, del dinero, las compra masivas de cédulas y la virulenta campaña sucia, ganó un 47 % de los votos. El hombre es un monstruo político y un fenómeno electoral. Eso lo recuperó como el líder del PRD y la historia y el pueblo dominicano lo ha reivindicado. Por eso me siento feliz, por él y su familia. Moralmente Mejía y los suyos han ganado y ganado mucho. Su discurso de ayer fue de un estadista. Voló alto, muy alto. Pensó en todo la nación.

El país debe hacer una gran reflexión, sobre qué futuro y qué clase de democracia deseamos. La de de partido único como el PRI mexicano, soberbio y cerrado, que terminó en caos y desbordante corrupción. O deseamos un sistema democrático equilibrado, que se abra a las nuevas generaciones, sin clanes de corruptos y sin impunidad compartida. Pensar si deseamos instituciones del Estado fuertes e independientes o todas en manos de un partido, o peor, de un clan del partido. Hay renovar los partidos y que entren las nuevas generaciones. Pero este país y sus instituciones necesitan fuertes cambios.

Igual hay que cambiar la Junta Central Electoral, sus miembros políticos partidarios y volver a Jueces independientes. La JCE fue un apéndice del PLD con apariencia de sofisticada. La JCE debe controlar el uso del dinero público, la publicidad, el transporte en vehículos del Estado y otras irregularidades. Debe prohibir, so pena de delito penal, la compra de cédulas. La Ley de Partidos debe aprobarse, pero primero con cambios y actualizaciones. El marco institucional debe ser cambiado, pero por la sociedad civil, no por los políticos, que solo se hacen trajes a su medida y de sus intereses. Sin cambios profundos en la Junta, la democracia electoral perderá sentido.

Danilo Medina será el próximo presidente en agosto y aunque me sienta maltratado y enojado, solo le puedo desear que haga un buen Gobierno para el bien de las mayorías y para todos los dominicanos. Le deseo éxitos, para el éxito del país y del gran pueblo pobre y la baja clase media. Personalmente, le diría que se cuide, se sacuda, que se aparte de los clanes corruptos si puede y que Gobierne para todos, en palabras y en hechos. Que dejen de ser comesolos sectarios, en los aspectos políticos, distribución de obras, compras de servicios y sanas políticas sociales. Cuidese de aquellos que lo halagan en demasía.

No permita que el Estado sea un botín. Haga que el Estado sea un instrumento de desarrollo y progreso para todos los dominicanos. Ese es su gran desafío para recuperar en algo, la mancha a la democracia. Y, por favor, persiga a los corruptos, sométalos a la Justicia y que vayan a la cárcel. Investigue los contratos de grado a grado. Investigue las auditorías existentes llenas de pecados ilegales. El país necesita una catarsis moral, necesita esperanza en sus instituciones. Si sigue la impunidad, el festival, podría languidecer y destruirse nuestra democracia en varios años.

Le vendrán momentos muy difíciles, pues conozco bien cómo está y estará la economía en agosto, con un déficit fiscal de más de RD$ 61,000 millones. Usted tendrá que decidir si baja los gastos superfluos, reduce el clientelismo parasitario, las botellas y nominillas, o tendrá que subir todos los impuestos y realizar otro ajuste tributario, como sugiere el FMI de 3.4 % del PIB. Tiene por delante cumplir con el 4 % para la educación y aumentar los fondos a la salud y la seguridad social. Por otro lado, seguro aumentará la tarifa eléctrica, la gasolina y gasoil y eliminará exenciones fiscales al turismo y zonas francas, aumentará la base y la tasa del ITBIS, que es gravar con impuestos la comida, medicinas y otros bienes de la canasta básica, y aumentará el impuesto a la propiedad y sobre activos financieros.

Para no aplicar un ajuste tan grande y negativo, tendría que aplicar una política de fuerte austeridad, como bajar 30% los altos salarios, eliminar las tarjetas de créditos y botar más de 150,000 nóminas clientelistas, que no son pobres sino de clase media y alta y cortar a la mitad la empleomanía y botellas de la Cancillería y varios Ministerios. Ahorre, licitando las obras públicas, pues el otorgamiento de grado a grado aumenta en 30% los costos. También eliminar las personas con doble y triple sueldos, que son muchos. Necesita recortar gastos en RD$ 80,000 millones mínimo. Achique el Estado y haga fusiones de numerosos organismos atomatizados. Si no hace todo este ajuste del gasto, entonces tendrá que subir todos los impuestos. Si sube tantos impuestos, será devastador para el pueblo y para la competitividad empresarial. Las opciones son complejas e impopulares. Pero no hay otra.

Usted ha llegado a su meta, pero al costo y despilfarro más caro en dinero en nuestra historia democrática. Yo, que soy un moderado, le deseo a Usted y su equipo toda la suerte y que les vaya bien, pero por favor, siempre recuerde que más del 50 % de la población realmente no votó por el PLD y su boleta y que Mejía y el PRD tiene el apoyo del 47 % de la nación. Somos, como dijo Abraham Lincoln, una casa dividida. El país está divido a la mitad. Será su sabiduría y tacto, darnos confort a todos y enderezar la economía, mejorar la educación y crear empleos y que el Gobierno ayude a todos los necesitados, sin importar banderías políticas. Hay mucha gente que la está pasando muy mal.

Hipólito Mejía con su 47 % declarado por la JCE, más el voto de miles de personas más, tiene un papel muy importante que jugar para la democracia y para servir de equilibrio. Hipólito es hoy la bisagra de la nación. Es el equilibrio democrático. El PRD tiene que sacudirse, cohesionarse, darle paso a la juventud y reciclarse. El partido sigue siendo la mayor maquinaria electoral y de masas del país. Solo tiene que modernizarse más y unificarse detrás del compañero Hipólito Mejía. Él debe ser el catalizador. El PRD tiene que cohesionar su discurso e ideología original, socialdemócrata moderna.

Con el carisma y fuerza de Hipólito Mejía el partido sin aliados sacó más votos que el PLD, sin aliados. Eso es muy relevante. Y sin aliados los partidos, ganó el PRD 31 provincias, y con los votos de los ganamos en 16 provincias. Eso también en un gran logro. Por eso afirmamos, que con todo y todo, Hipólito hizo una hazaña, en la lucha contra todo el dinero, corrupción y hechos y acciones antidemocráticas e ilegales. El PRD, el Comando de Campaña y todo el equipo político, económico y técnico realizaron una buena y dura labor.

El país entra en una nueva etapa de recuperación y cicatrización política y moral, frente a grandes problemas económicos. Deseo lo mejor para la nación y su sufrido pueblo que espera reivindicaciones de su clase gobernante.

Eduardo J. Tejera

EL DECISIVO VOTO DE CONCIENCIA

En los próximos dos días, el domingo 20 de mayo, se celebrarán las esperadas elecciones presidenciales, en la cual se escogerá uno de los dos candidatos favoritos, el Lic. Danilo Medina o el Ing. Agróm. Hipólito Mejía. Medina es candidato por el Partido de la Liberación Dominicana y Mejía por el Partido Revolucionario Dominicano. En estas elecciones mucho está en juego entre un hombre y un partido y el otro. La calidad y la naturaleza de la democracia futura dependerán de quien salga vencedor.

Individualmente, ambos son personas del sistema y ambos son políticos moderados y son personas familiares y decentes. Pero como partido cada uno representa algo muy distinto, un estilo y forma de Gobierno totalmente diferente. El PRD es un partido plural y abierto. El PLD una organización cerrada corporativa-económica, un clan. De esta disyuntiva surge el dilema para los votantes de la clase media, algunos empresarios y la llamada masa silente. Esa franja de votante se preguntará por quien escoger, cuando ambos partidos han tenido al gobernar aciertos y desaciertos. Pero ahora en el 2012 si hay mucha diferencia.

El ideal y deseo de la mayoría de los dominicanos es que se mejore y expanda la democracia, tanto en su calidad ética, social y económica. Que no solo sea una democracia funcional electoral. Que se exprese como una cultura y actitud de respeto a las leyes, a la pluralidad, la tolerancia y en donde prevalezca la honestidad pública y se castigue la corrupción y la impunidad. Se desea combate duro contra la delincuencia, la seguridad ciudadana y el narcotráfico. Que el desarrollo económico sea equilibrado y que beneficie a todas las mayorías y que las nuevas políticas, reduzcan la pobreza y la desigualdad.

Todos los dominicanos desean mejor educación pre universitario, reformas educacionales y mejor y mayor cobertura de salud. Las diferencias comienzan en cómo y en qué forma financiar estas reformas y justicias sociales. Se desea una administración del Gobierno justo, pulcro y transparente. Con una Justicia dura, independiente y libre de influencias políticas. Hay consenso en la urgencia de crear más empleos, oportunidades y logros para la mujer y la juventud. Pero hay diferentes opciones y maneras de lograr estas metas. Las políticas de cada partido son distintas. Pero el quid electoral es cual candidato tiene mayores posibilidades de cumplir con estos objetivos nacionales. Esa es la gran pregunta.

Como explicaré el candidato Medina es el menos adecuado para conseguir y poder realizar un cambio de rumbo de la política económica, de las prioridades de educación y salud y la reforma de las finanzas públicas. También le será prácticamente imposible combatir la corrupción y someter a los dirigentes de su partido a la Justicia, por las acusaciones de alta corrupción. El PLD corporativo no se lo permitirá ni él los perseguirá. Habrá total impunidad, como han demostrado los legisladores oficialistas y el Comité Político del partido respecto al caso del Senador de San Juan de la Maguana, que lo declararon gran empresario y hombre honorable. Para muestra un botón. La continuidad de un clan en el poder va a generar más corrupción y más impunidad. Medina está atado de manos. Quién se va a crear que Medina pude dentro de la logia del PLD combatir la corrupción y frenar las ambiciones excesivas de la dirigencia y sus funcionarios.

Medina igual ha reiterado que no podrá reducir las nóminas públicas, porque alega que el sector privado no genera suficientes empleos, y el Estado tiene un rol social de dar trabajo. Esto es justificar el clientelismo y parasitismo, y la botella, como política de empleos. Qué inusitado argumento. Lo contrario de Lula en Brasil. Pero cómo podrá decir esto, cuando con el déficit fiscal de cerca de RD$ 70,000 millones a agosto, cualquier candidato que gane, tendrá que realizar fuertes recortes, fusiones de organismos estatales y una profunda racionalización del gasto público.

El total de la nómina gubernamental consolidada es de 653,134 personas. Lo que desea la sociedad es que se elimine los más de 100,000 nominillas y botellas, que no son pobres, las nóminas clientelistas en los Ministerios y la Cancillería, que son personas de clase media y alta, la existencia de miles de privilegiados con dobles y triples sueldos. Solo hay que defender a los empleados de bajos salarios que realmente trabajan y cumplen su horario.

Hay que reducir igual los sueldos de los altos funcionarios, y los legisladores por ética deberían eliminar el barrilito o el auto regalo de RD$ 1.0 millón mensuales. Sí, es muy necesario reducir los gastos superfluos y las nóminas de botellas, porque si no será imposible buscar los fondos para el 4 % a la educación y el 1.5 % a al nivel universitario y más del 3 % a la salud. Si no se recortan los gastos y aplica una austeridad, entonces la única otra salida será, la que se conoce bien, una nueva reforma o parche tributario. Es decir, subir los impuestos como ha recomendado el FMI, para no tocar los gastos clientelistas. Si se acepta el concepto de una reforma fiscal integral, se tendrá que reducir el gasto superfluo y clientelismo, para aumentar el gasto social y de obras públicas necesarias.

Pero el problema más preocupante es el político, la forma y calidad de nuestra democracia. Si ganara Medina habrá un continuismo de un mismo partido. El PLD controlaría el Senado, la Cámara de Diputados, la Liga Municipal, la Cámara de Cuentas, la Suprema Corte, el Tribunal Constitucional, la Junta Central Electoral, cuyo presidente es un miembro del Comité Central del PLD y controlan indirectamente algunos medios escritos y radiales y otros organismos más.
El PLD estaría 14 años en el poder y cuatro más si gana en el 2016. Sería la era del PLD, que terminaría de manera trágica como la era de Trujillo y la era de Balaguer. Una anti historia. Es decir, vamos hacia una dictadura de partido único, con funestas consecuencias para la democracia y sus libertades. El exceso de poder genera prepotencia y abuso, y más corrupción y concentración de riquezas y la brecha entre pobres y ricos se abrirá más.

Por otro lado, está Hipólito Mejía, que de ganar las elecciones rompe de hecho con el continuismo partidario y frena la dictadura de partido único. Esto es lo más importante. Indiferente, de que a Usted le guste o no a Hipólito, esa es la pura verdad. Ahora, solo Mejía, puede torcer y cambiar el mal camino que iría esta democracia imperfecta y cancerosa. Con él el país entonces tendría cuatro años para realizar un cambio generacional en todos los partidos y la juventud política tendría futuro y oportunidades.

Mejía y el PRD renovado podría realizar reformas estructurales y sanear el déficit fiscal y el exceso de gastos, porque no tiene compromisos con nadie. Puede actuar con vigor y racionalidad. Puede combatir fuertemente la delincuencia y narcotráfico. Mejía y su equipo es ahora quien puede garantizar el desarrollo con estabilidad de precios, de la moneda y las finanzas públicas. Mejía tiene la fuerza y la libertad de acción, sin hipotecas y ataduras como Medina. Hipólito va con la meta de romper el excesivo clientelismo parasitario, que paga el empresariado y el pueblo, Usted y todos, con sus impuestos.

Hipólito puede cambiar el modelo económico, hacia la producción, la creación de empleos, y el aumento de las exportaciones. Ahora tiene un formidable equipo técnico en varias disciplinas y la Comisión Económica, más los empresarios y economistas de renombre que lo apoyan y estarían disponibles. Hipólito tiene un Programa de Gobierno aterrizado y práctico de políticas y medidas para reorientar la economía y cambiar de modelo económico. Mejía puede cumplir con el 4 % a la educación y mayor inversión en la salud y seguridad social.

Es cierto que Hipólito Mejía y el PRD no es un partido perfecto, ni está libre de errores y pecados. Pero si es el hombre y el partido más abierto, tolerante y demócrata y tiene un largo historial de aportes a la democracia dominicana desde el 1961 al presente. Hipólito no tiene la intención de crear una plutocracia, una era de partido único. Después de Hipólito vendrían las nuevas generaciones. Con el PLD vendría la misma gente del clan corporativo del PLD. Esa es la gran diferencia.

Al pensar en quién votar, lo más importante es que cada ciudadano vote libremente por lo que le dicte su conciencia. Ojalá ejerza el voto de conciencia, el voto útil, por un cambio de rumbo. Cada partido tiene su voto duro de militantes. Por eso las elecciones la decidirán la masa silente, la clase media, los empresarios y miembros de la sociedad civil. El futuro de la calidad y forma de la democracia estará en sus manos. Hay que pensar bien y con profundidad y ejercer el voto positivo. Ojalá estas elecciones decidan por un nuevo camino y un relevo de partido. Para el bien de todos y, al final, para la paz y bienestar de la nación.

EDUARDO J. TEJERA
17 de mayo de 2012

CAMPAÑA SUCIA, ABUSIVA Y ATROPELLANTE DEL PLD

Como miembro del Consejo Asesor Presidencial del Candidato y de la Comisión Económica de Hipólito Mejía y amigo personal de él y su familia, considero que debería dar vergüenza la enorme y abusiva campaña sucia contra Hipólito. Es todo el Estado y sus recursos y poder atropellando a un hombre. La agresión es peor que la que le hicieron a Medina en el 2008, por lo que él sabe bien la bajeza y la campaña cruel que le están haciendo a Hipólito. Los dirigentes y voceros pagados del PLD parece que han descendido al macondo desenfrenado y primitivo. No son algunas y pocas palabras a veces descompuestas o equivocadas de Hipólito el problema del país. Eso no es cierto. El problema es mucho mayor y más amplio.

Hipólito es un fuerte y carismático Candidato con sensibilidad social. Tiene experiencia de Estado y es el único que puede cambiar la política económica y eliminar o romper la corrupción como arma de Gobierno-partido. La culpa de tantos ataques personales y descalificaciones es la enorme maquinaria difamatoria del Estado, utilizando los recursos mediáticos ilimitados, que no dejan de calumniarlo a cada momento y no permiten que sus ideas y ofertas lleguen al pueblo dominicano. Hipólito no puede transmitir su mensaje y ofertas positivas, porque lo paran, lo censuran, lo intimidan. Casi nada se publica del Programa de Gobierno y de sus discursos con propuestas concretas, como el de FINJUS y la Cámara Americana de Comercio. La prensa digital es la que está siendo abierta y libre y representa la transparencia.

Para mí es repugnante y antidemocrático el uso de dinero del Estado, millones de pesos de los dominicanos contribuyentes, para pagar más de 30 canales de televisión, cientos estaciones de radio y parte de la prensa escrita, para difamar, calumniar y atropellar al ex presidente Mejía. Ver televisión es sentirse atropellado por tantos supuestos analistas a sueldos. Es una batería de acusadores y difamadores en contra de Hipólito. Es algo nunca visto en todas las elecciones pasadas. Todos están comprados, esto no son elecciones, sino un bazar, de haber quien compra más gentes y quien insulta más a Mejía. Por eso el déficit fiscal de enero-marzo excede los RD$ 30,300 millones y llegará a RD$ 60,000 millones agosto, algo muy delicado y un penoso espectáculo de irresponsabilidad económica. Este desequilibrio lo pagará el pueblo y los empresarios con nuevos impuestos y un nuevo ajuste fiscal.

Danilo y el PLD han planificado toda una orquesta de difamadores y calumniadores. Estas no son unas elecciones limpias, equilibradas y democráticas. Para mí que acabo de escribir un libro de historia del último medio siglo, este es el peor y más cínico proceso electoral en los últimos 50 años. Danilo Medina, el PLD y el coro de fariseos que tiene, han montado un festival de campaña sucia y de mentiras propia del estratega propagandista del mal, el sicópata nazi Dr. Goebbels. Tratan con insistencia de burlarse del pueblo.

Aquí está toda la maquinaria del Estado y su dinero utilizado contra un hombre, sano, bueno y más honesto que cualquiera del PLD. Hipólito es el único que puede luchar contra la corrupción. Medina no puede, está atrapado y sustentado por el dinero ilícito y por los famosos contratos de obras. Medina no puede eliminar la corrupción, pues el Comité Político de su partido y los legisladores oficialistas defienden el ilustre honor de sus corruptos. Así se forman las oligarquías políticas y económicas y se camina hacia la dictadura con viso Constitucional.

El miércoles 2 de mayo en la noche fue vergonzoso ver un programa en seis canales de televisión con un comunicador y tres sicólogos, hablando tonterías sobre aspectos humanos y sicológicos del Hipólito. Todos hablaban por órdenes con un guión preparado. Me gustaría que hicieran un programa igual para analizar los delirios de grandeza de los dirigentes del PLD, sobre la sicología conductual de los hombres más corruptos señalados por la prensa, que hoy financian la campaña de Medina. Que analicen la conducta de hombres que han formado una enorme riqueza con dinero de la nación. Que analicen si el dinero rápido crea prepotencia, soberbia, impunidad y solidaridad entre corruptos.

Deberían preguntarse sobre cómo se siente y actúa una persona que es pobre un día y multimillonario en cuatro u ocho años. ¿No afectará eso la mente y su conducta? No se creerán dioses y no pensarán que el resto de los ciudadanos somos tontos y faltos de percepción. Que analicen la psiquis del ilustre y benemérito Senador, del gran ingeniero y de varios súper Ministros y de los grandes legisladores oficialistas. ¿Dejarán ellos solo a Danilo para que pueda gobernar en la hipótesis que ganara o lo van a estrangular y exigirle aún más contratos, dádivas y prebendas clientelistas? Que analicen las lagunas, carencias y la dependencia intelectual de Medina sobre su Jefe político.

Ese tipo de programa en seis canales televisivos simultáneos tan denigrante y con tan poca educación, es propio de las dictaduras que usan el fusilamiento moral, como arma política. En nuestra democracia eso no debería suceder. La JCE debería regular y poner límites al uso del dinero del Estado y el abuso de las campañas mediáticas, como ocurre en casi todas las democracias modernas.

Hipólito Mejía es un buen hombre, lleno de energía y muy honesto. Para un hombre empresario agrícola por más de 30 años pasar por la presidencia de este país, y solo poder sacarle en cara dos casas de campo, es un juego de niños. Eso solo lo convierte en un ex gobernante muy honesto. Aquí hay Ministros, Directores Generales, Senadores y Diputados que ahora son multimillonarios, con varios carros de súper lujo, apartamentos “pent houses”, fincas, aviones jets privados, varios helicópteros, mansiones en Casa de Campo y negocios comerciales y de construcción y contratos de obras por más de US$ 1,400 millones en el país, en Haití y con empresas brasileñas. Esta, la corrupción y la concentración de poder, es el verdadero problema de la gente decente de este país.

Hipólito y su equipo político y económico están listos para gobernar y son más serios que la corporación oligárquica del PLD. A los votantes que lo piensen bien, usen su voto útil, voten por el cambio de partido y cambio de rumbo, de lo contrario vamos camino a la dictadura de un partido, tipo el PRI de México, que degeneró en caos económico y social. Si sigue la corrupción se ahogará al pueblo y al empresariado nacional. Como dijo el ex presidente norteamericano, Franklin Delano Roosevelt, “no hay que tener miedo, sino al mismo miedo”. Es decir, vota afirmativo por el Candidato del cambio. Ese hombre es Hipólito Mejía. Hay que cambiar el curso de la historia y el derrotero hacia una dictadura de partido único, muy corrupto y financieramente oligárquico. El PLD se ha negado a sí mismo y a sus principios.

Eduardo J. Tejera,
4 de mayo de 2012

Programa de Gobierno del PRD: 2012-2016.

Dr. Eduardo J. Tejera

El domingo 11 de marzo en una Magna Asamblea el partido aprobó formalmente el Programa de Gobierno del PRD, para el período 2012-2016, que ejecutaría el candidato Hipólito Mejía en el caso de resultar electo presidente de la República en las elecciones del 20 de mayo. Este Programa fue preparado por la Dirección Técnica del partido y diversas comisiones sectoriales, bajo la Coordinación del Ing. Ramón Alburquerque. Fue un trabajo preparado en equipo y en el cual se realizaron cientos de consultas con diversos sectores de la vida nacional, tanto en la Capital, las Provincias y Ayuntamientos. Es un documento muy útil con la oferta positiva y planes de un Gobierno de Hipólito Mejía. El Programa tiene 207 páginas con 38 secciones por áreas y temas, con datos, diagnósticos, programas, proyecciones y proyectos concretos.

A modo de guía, el Programa incluye, secciones de Modernización y Reformas del Estado, Innovación y Tecnología, Ordenamiento Territorial, Reformas Sistema Judicial, Lineamientos de Macroeconomía, Desarrollo Humano, Tarjeta de Solidaridad y Reducción de la Pobreza, Educación con el 4 %, Política Industrial-ZF y Exportaciones, Educación Superior, Formación Técnica, Reforma de la Salud, Facilidades a Dominicanos de Ultramar, Planes Agropecuarios y Seguridad Alimentaria, Promoción de las Mipymes, Planes de Obras Públicas e Infraestructura con casos concretos y sus costos, Reforma del Sistema de Electricidad, Política de Combustibles, Promoción de la Vivienda Pública y Privada, Agua Potable, Política y Proyectos de Transporte, Desarrollo de Turismo, Minería y Petróleo, Relaciones Exteriores, Apoyo a la Mujer y su desarrollo y protección, Facilidades a la Juventud, la Niñez y Adolescencia, Programa de la Cultura, Política contra la Corrupción, la Delincuencia y la Seguridad Ciudadana y Reformas a la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas. En fin, abarca con ideas, planes, medidas, políticas y proyectos a todos los sectores y temas nacionales.

Existen también varios estudios y escenarios de política fiscal-tributaria, monetaria-crediticia, de reservas internacionales, manejo y cumplimiento de la deuda pública y estimaciones del Presupuesto Nacional detallado y con ajustes y cambios, para cumplir con los compromisos y financiar las obras y planes de Programa de Gobierno. La base es mantener la estabilidad macroeconómica, crecer en alrededor de 6 % PIB real, inflación de un dígito y tasa de cambio estable. Se está preparado para acudir y negociar un Stand-by con el FMI para buscar su cooperación técnica y financiera. Estos trabajos los realizaron varios economistas de la Comisión Económica, miembros especialistas del Consejo Asesor Presidencial y expertos sectoriales del partido y algunos asesores externos. Pero los escenarios de Presupuestos anuales, ideas de recortes, ahorros e inversiones para los cuatro años están realizados y se ajustarán según la evolución de la economía. Estos escenarios fiscales son realistas y muy aterrizados.

Se estima que hay que aumentar el ahorro interno y eliminar los gastos en nóminas superfluos y botellas, mantener las inversiones en obras públicas en 4 % del PIB, mantener un flujo de caja neto positivo del sector externo financiero, pero gradualmente depender menos del endeudamiento externo para bajar la relación deuda/PIB. Se planea una reforma fiscal integral y planes de reducir la evasión de impuestos, racionalizar el gasto y promover las inversiones. Gran esfuerzo se ha realizado para planear medidas de apoyo al sector productivo privado, que es el motor real de la economía. Es prioridad fomentar las exportaciones agropecuarias e industriales, nacionales y de zonas francas. Apoyar con facilidades y planes concretos al sector turismo y hotelero y los servicios, que tantos empleos y divisas han generado.

En resumen, el PRD y su candidato Hipólito Mejía tiene un Plan de Gobierno con rigor, con cambios en políticas económicas y sociales para favorecer los gastos en educación, salud y viviendas, para reducir la pobreza e implementar una política de inversión y empleos. Hipólito ha participado en muchas de las reuniones, está empapado de los temas y está comprometido y consciente de su Programa de Gobierno y los Escenarios Fiscales y Monetarios.

23 de marzo de 2012

NOTA DE PRENSA SOBRE LA REINGRACIÓN DEL DR. EDUARDO TEJERA AL PRD Y JURAMENTACIÓN ANTE COMISIÓN DE ASESORES DEL CANDIDATO PRESIDENCIAL HIPÓLITO MEJÍA

El Dr. Eduardo Tejera fue juramentado por el candidato presidencial Ing. Hipólito Mejía, con la presencia de los altos dirigentes del PRD, en ocasión de integrarse a la Comisión de Asesores Presidencial de Mejía y también se incorporará por la vía institucional con el partido. El economista Tejera ha militado en el PRD desde el 1982, cuando fue alto funcionario en el Gobierno de Dr. Salvador Jorge Blanco y también fungió de Asesor Económico del fenecido líder Dr. José Francisco Peña Gómez en las campañas del 1994, y las dos vueltas electorales del 1996 y estuvieron juntos hasta su muerte.

En sus palabras de juramentación, el Presidente Mejía elogió los méritos del Dr. Tejera en el PRD en muchos años y su trayectoria de economista con una valiosa experiencia. Expresó que él y su familia estaban muy contentos con su reintegración a su casa. Por su lado, el Dr. Eduardo Tejera agradeció al ex Presidente Mejía, su apoyo para reintegrarse a la alta Comisión de Asesores Presidencial y a las demás Comisiones del PRD. Tejera dijo sentirse feliz de volver a su casa política y luchar por los intereses y objetivos del partido y su candidato Hipólito Mejía de ganar en las próximas elecciones y de realizar un gran Gobierno para el bien todo el pueblo dominicano. Señaló que desea apoyarlo como economista y como político en todos los niveles y desafíos que vendrán por delante.

Tejera recalcó que defenderá las ideas de promover y mantener ante nada la estabilidad macroeconómica, pero además apoyar la propuesta de Mejía de invertir más en salud y educación y el sector social. Recordó que hay que Invertir más en la Gente, como anhelaba el Dr. Peña Gómez. Expresó que hay que volver a invertir y apoyar la producción nacional, industrial y agropecuaria y las exportaciones. El aumento de la producción y exportaciones es básico para producir más empleos y reducir la pobreza y desigualdades. Recordó que existe mucho desempleo a todas las edades y géneros, pero más en la juventud que puede llegar al 46 %.

Tejera cree indispensable un cambio de Gobierno y de prioridades. Reiteró que la democracia necesita cambio y alternabilidad, y que el PLD se ha convertido en un clan, en una oligarquía política y financiera, que está arropando todo el país y acrecentando la corrupción y los negocios turbios. Los colaboradores que trabajan en la campaña del Candidato opositor son los mismos funcionarios del Gobierno y serían los mismos en un hipotético Gobierno del PLD. Habrá más de lo mismo y nada cambiará, lo que sería fatal y triste para el pueblo y el país. Ellos tendrían las mismas políticas económicas y sociales, ensanchando más el desempleo y la pobreza. Esto sería un grave peligro para la democracia y para la vida empresarial y económica nacional. Es tiempo de cambios y de gentes.

Durante años fue miembro de la Comisión Política, el CEN, la Comisión de Finanzas y la Comisión Económica del PRD. Tejera es considerado un economista práctico con experiencia y hombre público con larga militancia en el partido y un cercano colaborador de Peña Gómez y amigo de muchos años del Hipólito Mejía. Se había separado por circunstancias del partido en el 2003 y ahora vuelve a reintegrarse con entusiasmo y humildad, para ser un soldado más del esfuerzo conjunto de todos los militantes y simpatizantes de Mejía. Expresó que en el PRD tiene a sus amigos y una historia que nunca se olvida.

Al final de sus palabras, Tejera se puso a las órdenes del partido, de la Comisión de Asesores y las demás Comisiones y de todos los dirigentes y militantes de la organización. Señaló que Hipólito Mejía será un buen gobernante, que ha aprendido y madurado, y que está listo y preparado para cumplir con su nueva misión de alcanzar la presidencia. Mejía realizará un Gobierno nuevo y diferente que llegará a la gente y mantendrá desarrollo con estabilidad, pero con más equidad social. Expresó su gratitud a Hipólito Mejía, el Dr. Emmanuel Esquea, el Dr. Hugo Tolentino Dipp, Dra. Milagros Ortiz Bosch y a todos los amigos y amigas de la Comisión de Asesores y del partido PRD.

23 de enero de 2012.
Santo Domingo.